TODOS ESTAMOS LLAMADOS A SER SANTOS.



       

TODOS ESTAMOS LLAMADOS A SER SANTOS.

TODOS ESTAMOS LLAMADOS A SER SANTOS. Todos estamos llamados a ser santos. La Santidad es participar de la Santidad del Único Santo: Dios.

CONOCE LUCES EN LA NOCHE EN BUBOK

LUCES EN LA NOCHE (Pulsa aquí)

     No olvidemos que todos estamos llamados a ser santos, y la aspiración de todo cristiano-a es la Santidad.  
      La Santidad es participar de la Santidad del Santo por excelencia, del Único Santo: Dios.

     La voluntad del Padre celestial pasa por hacer posible el dinamismo del amor… En el fondo, la voluntad del Padre pasa por amar a Dios con todas nuestras fuerzas y al prójimo como a nosotros mismos. ¡Cómo resuena en este momento, en esta sintonía evangélica, las palabras de San Juan de la Cruz: “Al final de los días nos examinarán del amor”!

     La santidad lleva al ser humano más allá incluso de la meta moral que consiste en construir un «hombre auténtico y realizado». Los santos palpan de vez en cuando la perfección suprema de Dios y nos recuerdan a los humanos que el mal puede ser vencido solamente con sacrificio, constancia y confianza.

Continue reading «TODOS ESTAMOS LLAMADOS A SER SANTOS.»

LAS OBRAS CORPORALES Y ESPIRITUALES DE LA MISERICORDIA.



LAS OBRAS CORPORALES

Y ESPIRITUALES DE LA MISERICORDIA.

           Conoce las obras de la misericordia, corporales y espirituales. Ejercitarlas te hará bien y te ayudará a vivir tu fe.

Continue reading «LAS OBRAS CORPORALES Y ESPIRITUALES DE LA MISERICORDIA.»

LOS DOS CREDOS  DE LA IGLESIA CATÓLICA: APOSTÓLICO Y NICENO-CONSTANTINOPOLITANO.


LOS DOS CREDOS  DE LA IGLESIA CATÓLICA: APOSTÓLICO Y NICENO-CONSTANTINOPOLITANO.

LOS DOS CREDOS  DE LA IGLESIA CATÓLICA: APOSTÓLICO Y NICENO-CONSTANTINOPOLITANO

 Lo que unifica a la Iglesia Católica es el Credo.
La fe recibida en el Bautismo necesita ser profesada, celebrada, vivida y orada.
Seguro que conocer el Credo de la Iglesia: el Credo Apostólico como el  Credo Niceno-Constantinopolitano te refortalecerá la fe en Cristo