SANTOS MISIONEROS QUE SON LUZ EN LA MISIÓN EN CÓRDOBA

SANTOS MISIONEROS QUE SON LUZ EN LA MISIÓN EN CÓRDOBA

 

Conoce los santos misioneros que interceden por vosotros en la misión y en la evangelización en la Diócesis de Córdoba: San Francisco Javier, Santa Teresita del Niño Jesús, San Francisco Solano, Santo Domingo de Henares. También encontrarás una reseña biografica del Beato Nicolás María Alberca.

 

 

 

 




CONSEJOS DE JESÚS DE NAZARET

JesúsBuen Pastor (Murillo) de Nazaret decía: “´Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario no tendréis recompensa de vuestro Padre celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, no lo vayas trompeteando por delante como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará” (Mt 6,1-4).

Seguimiento de Jesús de Nazaret

Cristo Crucificado (Velázquez)Jesús de Nazaret invitaba a sus discípulos a coger la cruz de cada día y seguirle: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame” (Mt 16,24).
No nos engañemos. La cruz es nuestra “compañera de viaje” en el peregrinar de la existencia, y aparece de “mil maneras” en nuestra vida diaria.

La esencia del Cristianismo

Romano Guardini en su libro “La esencia del Cristianismo” afirma brillantemente: “El Cristianismo no es, en último término, ni una doctrina de la verdad ni una interpretación de la vida. Es eso también, pero nada de ello constituye su esencia nuclear. Su esencia está constituida por Jesús de Nazaret, por su existencia, su obra y su destino concreto, es decir, por una personalidad histórica”. Desde Jesucristo comprendemos, a la luz de toda su vida, que “Dios necesita de los hombres no para ser Dios sino para ser un Dios de hombres y mujeres” (Edward Shillebeeckx), y que es imposible gestar un credo razonable al margen de la historia del hombre, de su temporalidad, de sus angustias y esperanzas, anhelos y frustraciones, sueños y fatigas, proyectos y derrotas.

MOTIVO DE ESCÁNDALO

MOTIVO DE ESCÁNDALO

imagen 7 de la galeria 1

Jesús de Nazaret advierte sobre aquellos que son motivo de escándalo, especialmente cuando escandalizan a los pequeños y a los débiles: “En aquel tiempo se acercaron a Jesús los discípulos y le dijeron: “¿Quién es, pues, el mayor en el Reino de los Cielos” Él llamó a un niño, lo puso en medio de ellos y dijo: “Yo os aseguro: si no cambiáis y os hacéis como los niños no entraréis y os hacéis como lo niños no entraréis en el Reino de los Cielos. Así pues, quien se haga pequeño como este niño, ése es el mayor en el Reino de los Cielo. Y el que recibe a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe. Pero el que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos, y le hundan en lo profundo del mar. ¡Ay del mundo por los escándalos! Es forzoso, ciertamente, que vengan escándalo, pero ¡ay de aquel hombre por quien el escándalo viene!” (Mt 18,1-7)