UNAS PALABRAS QUE CONSUELAN

“Como el Padre meDocumentacion-La-obra-de-El-Greco-El-Expolio-3 amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor” (15,9)
“Este es mi mandamiento mío: que os améis los unos a los otros como yo os he amado” (15,12)
“Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando” (15,14)
“No me habéis elegido vosotros a mí sino que yo os he elegido a vosotros” (15,16ª)

CONSEJOS DE JESÚS DE NAZARET

JesúsBuen Pastor (Murillo) de Nazaret decía: “´Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario no tendréis recompensa de vuestro Padre celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, no lo vayas trompeteando por delante como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres; en verdad os digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará” (Mt 6,1-4).

El Dios en quien creemos

Decía el te027ólogo W. Pannenberg que “los cristianos sólo conocemos a Dios tal como éste se nos ha revelado en Jesús”.

El Dios en quien creemos en un Dios que no pide, sino que da; que no humilla, sino que levanta; que no hiere, sino que cura; que no niega, sino que afirma; que no entristece, sino que alegra; que no condena, sino que perdona; que no castiga, sino que redime y libera; que no adormece, sino que despierta.

El Dios en quien creemos encuentra más alegría en un solo pecador que se convierta que en 99 justos que no necesitan convertirse.