4.- Reencontrarse consigo mismo.

El hombre intenta reencontrarse consigo mismo y con su propio pasado. Este reencuentro es sustancial  a su propia realización personal y un reto en su propia existencia.

A veces, el paso del tiempo va arrinconando ilusiones y personas, y va acurrucando sospechas y complejos, que sólo la mirada hacia el otro lado es capaz de soportar. Pero, en cualquier esquina nos volveremos a encontrar con una pequeña luz que puede iluminar todo lo anterior.

¡Sí, en el fondo, el ser humano lo único que hace es volver, aunque en muchas ocasiones su propia andadura personal sea huir de sus fantasmas anteriores!

http://www.bubok.es/libros/20455/LUCES-EN-LA-NOCHE

3.- No a la violencia

Juan Pablo II pronunció en Irlanda un discurso contra el terrorismo, que sintetiza la postura que cualquier cristiano debe de tener en sus relaciones humanas: “No creáis en la violencia… creed en la paz, en el perdón y en el amor… Os suplico de rodillas que abandonéis los senderos de la violencia y volváis a los caminos de la paz… La violencia atrasa el día de la justicia…”

¡Qué gran don la paz en las sociedades humanas y qué difícil mantenerla dentro de los límites de la justicia!

Trabaja en este día para ser un mensajero de la paz.

http://www.bubok.es/libros/20455/LUCES-EN-LA-NOCHE

 

2.- el hombre, cocreador con Dios

               Dios ha dejado sobre el hombre el señorío del mundo y de todo lo creado. Continuamente está invitado a “recrear” y a transformar la realidad, utilizando sus cualidades, talentos e inteligencia. En definitiva, el hombre es “co-creador” con Dios en esta realidad no terminada ni acabada.

               Esta gran vocación creadora del ser humano contrasta con el afán destructor del sistema ecológico de muchas grandes empresas y el desafío provocador de romper los límites morales en los que se deben mover toda tarea y empresa humana.

http://www.bubok.es/libros/20455/LUCES-EN-LA-NOCHE

 

LUCES EN LA NOCHE

LUCES EN LA NOCHE

http://www.bubok.es/libros/20455/LUCES-EN-LA-NOCHE

Tienes en tus manos un “libro sapiencial”, unas páginas que han brotado de la contemplación, la meditación y la reflexión.

Nació como un remanso de paz para las ondas de la radio y su objetivo es hacer florecer la esperanza.

Abre este libro y acurrúcate dentro. Son palabras de aliento, fortaleza y calor, que quieren saciar “el hambre de eternidad y de inmortalidad” que llevamos dentro.