No hay hombre sin tribulación

TDocumentacion-La-obra-de-El-Greco-El-Expolio-3omás Kempis comentaba que “no hay hombre en el mundo sin tribulación o angustia; aunque sea Rey o Papa”…Esta realidad es tan cierta que olvidarla supone aislarse en la evasión más demoledora. Nadie que viene a este mundo está exento de cruces, fatigas, cansancios y de angustias. Chenoa Achebe decía no sin razón: “cuando el sufrimiento llama a tu puerta y tú le dices que no hay asiento para él, te replicará que no te preocupes, porque ha traído su propio taburete (Chenoa Achebe)!. Feliz día

En cada Eucaristía

1175730_607649942632008_897376215_nEn cada Eucaristía nos sumergimos en el Misterio Pascual de Cristo…Es como si entráramos en un “espacio mágico” donde somos invitados y atraídos con “correas de amor”, y allí mismo, en la celebración misma, Dios nos susurra al oído que nuestra vida entera está injertada en el Único Sacrificio de Jesucristo, el Hijo Amado y Predilecto.

Es como volver al corazón mismo del Eterno y al lugar donde se concentran todas las fuerzas positivas del universo, y las entrañas misma del Amor…Y allí mismo somos invitados de nuevo a volver a las sendas del bien, dejando atrás todo lo que nos estorba, después de haber reconocido nuestra pequeñez y pecado.