EL BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO A

EL BAUTISMO DEL SEÑOR.  CICLO A

 

 

tintoretto-bautismodecristo

 

MONICIÓN DE ENTRADA:  

     Hace pocos días nos reunimos aquí para celebrar la Epifanía, que significa “manifestación del Señor”. Hoy es domingo, y volvemos a festejar a Jesucristo. Y lo vamos a hacer recordando otra manifestación, otra Epifanía del Señor. La manifestación en su bautismo en el río Jordán.

                Todos nosotros, que hemos sido bautizados con el bautismo cristiano, nos alegramos en la fiesta del bautismo de Jesús. Y con este gozo nos disponemos a celebrar la eucaristía.

 

MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA (Is 42,1-4.6-7)

       En tiempos del desierto de Babilonia los judíos empiezan a vislumbrar una posible liberación, un profeta intenta discernir los rasgos de un salvador esperado. Después de haberse preguntado durante algún tiempo si este “siervo de Dios” no sería Ciro, el conquistador que hacía temblar a Babilonia, descubren que el verdadero liberador de la humanidad no podía ser un guerrero actuando con la fuerza de las armas. Tenía que ser, ante todo, un testigo de la justicia divina.

   MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA ( Hch 10,34-38)

       Los primeros cristianos pensaban su Iglesia sobre el modelo de Israel, al que habían pertenecido. Pero San Lucas, en su relato de los Hechos de los Apóstoles, hace saltar por los aires este esquema: El Espíritu Santo hace estallar las fronteras. Desde ahora todos los hombres están llamados a tomar parte en e dinamismo de la vida divina.

MONICIÓN AL EVANGELIO (Mt 3, 13-17):

     Jesús, antes de comenzar el anuncio del evangelio a la gente, fue bautizado por Juan en el río Jordán. En el relato del bautismo que se va a proclamar aparecen junto a Jesús, el Espíritu Santo y Dios Padre, que llama “Hijo” a Jesús. Jesús desde el comienzo vivió siempre para Dios, y con la fuerza de su Espíritu pudo hacer siempre lo que agradaba a su Padre.

 

 PETICIONES:

 

  1. Para que la llamada de Dios alcance a todos los hombres y mujeres en el mundo entero. ROGUEMOS AL SEÑOR.
  2. Para que la Iglesia dé siempre testimonio de apertura, de espíritu dialogante, de servicio a los pobres. ROGUEMOS AL SEÑOR.
  3. Para que aumenten entre nosotros las vocaciones sacerdotales y religiosas. ROGUEMOS AL SEÑOR.
  4. Para que los países ricos renuncien a su egoísmo y promuevan una distribución justa de los bienes de la tierra. ROGUEMOS AL SEÑOR.
  5. Para que todos los que sufren la tragedia del hambre puedan experimentar nuestra ayuda solidaria. ROGUEMOS AL SEÑOR.
  6. Para que los que participamos en la Eucaristía nos sintamos siempre llamados a la  conversión. ROGUEMOS AL SEÑOR.

7.- Para que seamos como cristianos luz y sal de la tierra, unidos muy estrechamente a Jesucristo desde el Espíritu Santo. ROGUEMOS AL SEÑOR.

8.-Para que renovemos con nuestra vida y nuestro ejemplo el don del bautismo. ROGUEMOS AL SEÑOR.

 

OFRENDAS:

“Señor, con el pan y el vino te presentamos nuestra vida. Haz de nosotros un instrumento de tu paz. Donde hay odio, que yo ponga amor. Donde haya ofensas, que yo ponga perdón. Donde haya discordia, que yo ponga verdad.   Donde haya duda,que yo ponga fe. Donde haya desesperanza, que yo ponga esperanza.   Donde haya tinieblas, que yo ponga luz. Donde haya tristeza, que yo ponga alegría”.

 

 PADRE NUESTRO:

  He llamado a tu puerta, Señor, y queremos decirte PADRE NUESTRO. Padre Nuestro, Padre de Jesús, tu enviado; Padre de todos los bautizados, pasados, presentes y futuros; Padre de todos los hombres, desde la aurora de los tiempos hasta su terminación. QUEREMOS DECIRTE CON JESÚS LA ORACIÓN QUE NOS ENSEÑÓ.

 

        MEDITACIÓN

1 – Sólo por hoy, trataré de vivir exclusivamente el día, sin querer resolver el problema de mi vida de una vez.

2.-Sólo por hoy, tendré el máximo cuidado de mi aspecto; de ser cortés en mis maneras; de no criticar a nadie ni pretender disciplinar a nadie, sino a mi mismo.

3 .-Sólo por hoy, me adaptaré a las circunstancias, sin querer que las circunstancias se adapten a mis deseos.

4.-Sólo por hoy, dedicaré  30 minutos de mi tiempo a una buena lectura recordando que así como el alimento es necesario para la vida del cuerpo, la buena lectura es necesaria para mi mente y mi espíritu.

5.-Sólo por hoy haré una buena acción a favor de alguien que solamente yo sabré.

6.-Sólo por hoy, haré dos acciones positivas que no sean de mi agrado y procuraré que nadie se entere.

7.-Sólo por hoy, seré feliz con la certeza de que he sido creado para la felicidad.

8.-Sólo por hoy, haré un programa detallado. Quizá no lo cumpliré cabalmente, pero lo redactaré. Y me guardaré de dos calamidades, la prisa y la indecisión.

9.-Sólo por hoy, creeré firmemente aunque las circunstancias me sean contrarias, que la buena providencia de Dios se ocupa de mí como si nadie más existiese en el mundo.

10.-Sólo por hoy, no tendré temores, de modo particular no tendré miedo a gozar de lo que es bello y de creer en la bondad.

 

Pautas de la Homilía.

INICIO.:

1.-La liturgia celebra el Bautismo de Jesús por Juan en el río Jordán.

*Es la segunda “Epifanía” o manifestación de  Jesús, en la que se nos manifiesta como el profeta que pone su vida al servicio del proyecto salvador de Dios.

2.-El tema central de la liturgia de este domingo es Jesús es el Cristo Salvador para todos los hombres y todos los pueblos.

 

DESARROLLO:

1.-Isaías anuncia al Mesías que Dios lo destinará para ser “alianza de un pueblo y luz de las naciones”.

*En la figura del “Siervo de Yahvé”, el profeta anuncia la condición del Mesías: traerá el derecho a las naciones, que “implantará el derecho en la tierra”, “abrirá los ojos del ciego”, “sacará a los cautivos de la prisión” y “de la mazmorra a los que habitan en tinieblas”

2.-San Pedro, en los Hechos de los Apóstoles, afirma que “Dios no hace distinciones; acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea”, y reconoce que Jesucristo es “el Señor de todos”

*Resumirá en su discurso la gran importancia de este Bautismo: “Ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, que pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él”

3.-Juan, el Bautista, reconocerá en Jesús al Esperado Mesías, que “bautizará con Espíritu santo”                                                 

 4.-Jesús por el Bautismo, fue penetrado por la fuerza del Espíritu Santo, y, por el nuevo Bautismo, nosotros formamos parte de la gran familia de los hijos de Dios: la Iglesia.

*La Iglesia es la prolongación de Cristo en la historia, de su unción con el Espíritu Santo. Nosotros somos “Cuerpo de Cristo” , porque estamos ungidos por el Espíritu de Cristo.

5.-El Bautismo del Señor nos recuerda nuestro propio Bautismo.

*Por el Bautismo nos hacemos Hijos de Dios, y podemos invocarle como Padre: “somos Hijos en el Hijo Jesucristo”

*Por el Bautismo nos liberamos del pecado, y nos exige una actitud de conversión permanente para renunciar al mal.

*Por el Bautismo se nos comunica el don del Espíritu para participar en la vida de Dios, y nos convierte en templos del Espíritu Santo.

*Por el Bautismo se nos da la fe que necesita crecer y perfeccionarse.

*Por el Bautismo nos hacemos miembros de la Iglesia, “Cuerpo Místico de Cristo”.

                                                                     

FINAL:                                                                                                                                               

1.-Pidamos especialmente a Dios que nos ayude a renovar el gran don del Bautismo.        

 2.-Que esta Eucaristía nos ayude a ser cada día mejores apóstoles de Cristo y más fieles al don recibido en nuestro Bautismo.        

  3.-Que María de Nazaret, la gran discípula y seguidora del Maestro, nos enseñe a ser cada día mejores seguidores de su Hijo Jesús.