XXIX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO C

XXIX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO C 

 

A02jesusyelmay

MONICIÓN DE ENTRADA:

        “Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”, dice el Señor. Él, Jesús, el  Señor, está aquí. Cada vez que nos reunimos los cristianos, él está entre nosotros. Y nosotros, sin verlo, estamos convencidos de su presencia. Y compartimos esa alegría con todos los hermanos y hermanas que nos encontramos en esta iglesia.

 

MONICIÓN A LAS LECTURAS

Escuchemos atentamente las Lecturas en actitud orante y humilde para que podamos escuchar la voluntad del Señor en nuestras vidas

     PETICIONES:  

  1.- Por los que viven una vida cerrada al amor de Dios, para que abran sus labios y sus oídos al Dios que se manifiesta en Jesucristo. Roguemos al Señor.

2.- Por la Iglesia, por todos los creyentes, para que seamos testigos de la misericordia de Dios. Roguemos al Señor.

3.- Para que en las relaciones humanas se destierren la intolerancia, la intransigencia, el egoísmo y la soberbia. Roguemos al Señor.

4.- Por los enfermos, los afligidos, los que están solos, para que sientan la cercanía de Jesucristo, sanador y consolador.. Roguemos al Señor.

5.- Por los miembros de nuestra Parroquia y por nuestros proyectos  pastorales. Para que el Señor nos llene de ilusión, comunión, fortaleza y conversión. Roguemos al Señor.

6.-Para que el Señor haga suscitar en su Iglesia vocaciones sacerdotales, religiosas y seglares. Roguemos al Señor.

7.-Para que el Señor haga crecer vocaciones misioneras en la Iglesia. Y podamos ser solidarios y comprometidos con el Domund-16. Roguemos al Señor.

 

 MONICIÓN A LAS OFRENDAS:

   “Señor, con el pan y el vino te presentamos nuestra vida.  Haz de nosotros un instrumento de tu paz. Donde hay odio, que yo ponga amor.  Donde haya ofensas, que yo ponga perdón. Donde haya discordia, que yo ponga verdad. Donde haya duda, que yo ponga fe. Donde haya desesperanza, que yo ponga esperanza.   Donde haya tinieblas, que yo ponga luz. Donde haya tristeza, que yo ponga alegría”.

PAZ:      

La paz que es perdón que nos libera de la ira, del rencor y de la envidia. La paz que es libertad y una vida siempre abierta. La paz que es el alimento de la convivencia y señal de amor.

La paz es necesaria y posible, pero se conquista con esfuerzo. No seremos portadores de paz si nuestro corazón no está pacificado. Te decimos todos: QUEREMOS LA PAZ, SEÑOR.

PADRE NUESTRO:

                Jesús, rey y pastor nuestro, préstanos hoy tu corazón y tus labios, para que pidamos al Padre con tus mismas palabras el reino que tú nos prometes: PADRE NUESTRO…

 

MEDITACIÓN:

 

  1. PADRE

  2. Me pongo en tus manos, haz de mí lo que quieras. Sea lo que sea te doy las gracias.

  3. Estoy dispuesto a doto..

  4. Lo acepto todo, con tal que tu voluntad se cumpla en mí y en todas tus criaturas.-

  5. No deseo nada más padres.

  6. Te confío mi alma, te la doy….. con todo el amor de que soy capaz.

  7. Porque te amo y necesito darme…..

  8. Ponerme en tus manos sin medida, con una infinita confianza……

  9. Porque tú eres mi Padre…..