III DOMINGO DE CUARESMA. CICLO C

                      III DOMINGO DE CUARESMA. CICLO C

MONICIÓN DE ENTRADA:  

          Este tiempo de Cuaresma es una llamada incesante a la conversión para todos nosotros. Debemos tomárnosla en serio, esta llamada.

        El Señor nos ofrece el perdón y la misericordia, pero al mismo tiempo nos pide que nos esforcemos decididamente para cambiar nuestra vida.

 MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA (Ex 1,8a.10.13-15):

       Dios llamó a Moisés por su nombre, le manifestó su nombre, le envío a liberar de la esclavitud a su pueblo, en su nombre. Una misión difícil, pero Moisés creyó y se confió al Señor.

 MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA (1 Cor 10,1-6.10-12):

           San Pablo, en la segunda lectura, recuerda la historia de Israel, cuando salió de Egipto y atravesó el desierto, hacia la Tierra prometida. Y de ello saca enseñanzas para nuestra vida de bautizados.

          Escuchemos atentamente, en este tiempo de conversión cuaresmal.

MONICIÓN AL EVANGELIO (Lc 13, 1-9):

       Se inicia en este domingo una serie de lecturas evangélicas sobre la penitencia y el perdón de los pecados, con una llamada de Cristo a la conversión y una parábola que muestra la paciencia y el amor de Dios hacia los pecadores.

PETICIONES:

1.-Por la Iglesia católica para que sea siempre la mensajera del amor y de la paz. ROGUEMOS AL SEÑOR.

2.-Por todos los que han recibido el agua del bautismo, para que permanezcan unidos a Jesús, fuente de agua viva. ROGUEMOS AL SEÑOR.

3.-Para que aumenten las vocaciones sacerdotales y sea bendecido el Seminario de San Pelagio en Córdoba. ROGUEMOS AL SEÑOR.

4.-Por nosotros para que sepamos comprender los signos de Dios y no se endurezca nuestro corazón. ROGUEMOS AL SEÑOR.

 OFRENDAS:

Con este pan y vino te presentamos la vida de todos los que celebramos esta Eucaristía, nuestras alegrías y tristezas, nuestros gozos y esperanzas.

PADRE NUESTRO:

 Con el Padre nuestro queremos Padre de Jesús, querido Padre Dios, ponernos en tus manos y decirte que hagas de cada uno de nosotros lo que quieras

 

MEDITACIÓN: 

La vida sin amor no vale nada; 

La justicia sin amor  te hace duro.

La inteligencia sin amor te hace hipócrita;

la fe sin amor te hace fanático.

Sed bondadosos, generosos, comprensivos.

+Que todos los que se acerquen a vosotros sean mejores y más felices.

Sed la expresión viva de la bondad de Dios,  bondad en la cara, bondad en los ojos, bondad en la sonrisa, bondad en vuestro saludo, cordial y afectuoso.

 

 Pautas de la Homilía.

INICIO.:

1.-La Cuaresma es una peregrinación hacia la Pascua y un tiempo privilegiado de gracia y de conversión.

 2.-Cada Cuaresma es una oportunidad más para volver al Dios vivo, manifestado plenamente en  Jesucristo.

3.-La Eucaristía es Comunión de amor, Comunión Trinitaria con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.                                                                   

*El Señor Jesús se nos revela de muchas formas en la Eucaristía, pero lo hace especialmente como la Palabra Eterna del Padre, como el definitivo Maestro. Celebramos ya el Tercer Domingo de Cuaresma.

DESARROLLO:

 1.-Hemos leído en la primera lectura un trozo del libro del Éxodo:                                    

*Moisés está profundamente indignado por la esclavitud de su pueblo y tomó parte en una pelea ayudando a un hebreo.                                                                                        

*Los hebreos rehúsan reconocerle como su aliado y tuvo que huir al desierto.

*El mismo Dios le confía una misión inmensa: liberar a su pueblo de la esclavitud de Egipto.

*El Dios que se revela es el Dios de la promesa, hecha antaño a los patriarcas.

2.-Hemos leído en la segunda lectura un trozo de la carta primera que San Pablo escribe a los corintios:

*San Pablo pone en guardia a los cristianos de Corinto.

*Les recuerda que no es suficiente escapar de la esclavitud para llegar a la tierra prometida.

*El Antiguo Testamento es “figura para nosotros, para que no codiciemos el mal”

3.-En el evangelio de San Lucas,

a) Jesús no admite que las desgracias sean consecuencia inmediata de los pecados de las víctimas. Sólo la conversión puede evitar la ruina.

b)  Jesús nos relata la parábola de la higuera estéril

*Se nos invita a “dar frutos que siempre permanezcan”

*Para eso es necesario arrepentirnos y comenzar una vida nueva.

*Dios tiene paciencia con nosotros: la bondad de Dios te concede un día más, un tiempo para la conversión.

FINAL:  

1.-Supliquemos que el Señor nos ayude a vivir el seguimiento del Señor y a liberarnos de nuestras esclavitudes.

2.-Pidamos al Espíritu Santo que nos de la fortaleza para unirnos cada vez más a Jesucristo, verdadera sabiduría de Dios.

3.-Supliquemos “frutos que siempre permanezcan”, especialmente la caridad y la justicia.

2.-Miremos a María para que aprendamos a decir si a Dios como ella en nuestro seguimiento personal de fe.