II DOMINGO DE CUARESMA. CICLO C

II DOMINGO DE CUARESMA. CICLO C

 

      Guión celebrativo y pautas de homilía para el II Domingo de Cuaresma del Ciclo C. Vivamos la fe unidos en Cristo.

MONICIÓN DE ENTRADA:  

           El Señor nos ha reunido otra vez. Y nos invita a vivir la eucaristía. Nosotros estamos aquí dispuestos a seguir viviendo el camino de cuaresma, que nos lleva a la pascua de Jesús.

          Nuestra vida es un camino lleno de pruebas y de dificultades. Pero no estamos solos. Junto a nosotros camino Jesucristo, un guía formidable.

 

ACTO PENITENCIAL

1.-Por las veces que dejé de sonreír; por las veces que no quise ayudar. SEÑOR TEN   PIEDAD.

2.-Por las veces en que no ayudé; por las veces que rechacé su santa voluntad.  CRISTO TEN PIEDAD.

3.-Por las veces en que no perdoné; por las veces que evité colaborar; por las veces que     he ocultado la verdad. SEÑOR TEN PIEDAD.

 

 MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA (Gén 15,5-12.17-18):

          Ser cristianos exige de nosotros creer en Dios y fiarnos de Dios, como lo hizo Abrahán, el padre de los creyentes. Escuchemos la lectura del Antiguo Testamento.

 MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA (Fil 3,17-4,1):

          Nosotros creemos en Jesucristo, el Hijo de Dios, el Salvador del mundo. Y seguimos el camino de Jesús. Escuchemos a San Pablo.

MONICIÓN AL EVANGELIO (Lc 9,28b-36):

         La transfiguración de Jesús nos invita a pensar que también nosotros seremos un día transformados con él en la gloria.

PETICIONES:

1.-Que toda la Iglesia siga las huellas de Jesús, y lleguemos, a través de la cruz, a la gloria.     SEÑOR, ESCUCHA Y TEN PIEDAD.

2.-Que el Papa, los Obispos, los sacerdotes y los diáconos sean servidores de sus hermanos     y les confirmen en la fe, la esperanza y el amor. SEÑOR, ESCUCHA Y TEN PIEDAD.

3.-Que los enfermos y atribulados encuentren siempre consuelo y esperanza en el    evangelio y sean ayudados por los cristianos. SEÑOR, ESCUCHA Y TEN PIEDAD.

4.-Que nuestras familias vivan unidas, y en sus sufrimientos y dificultades encuentren la     esperanza y el consuelo en la palabra de tu Hijo amada. SEÑOR, ESCUCHA Y TEN     PIEDAD.

OFRENDAS:

   Señor, con el pan y el vino queremos ofrecerte nuestra vida y decirte:

a quienes somos cobardes, danos tu valentía; a quienes somos hipócritas, danos tu sinceridad de vida; a quienes somos comodones, danos tu látigo; a quienes somos egoístas y envidiosos, danos tu entrega; a quienes somos insensibles, danos tu vivencia sobre tu Padre. SEÑOR, HAZNOS OFRENDAS DE AMOR Y DE CONVERSIÓN.

PADRE NUESTRO:

   Con el Padre nuestro queremos Padre de Jesús, querido Padre Dios, ponernos en tus manos y decirte que hagas de cada uno de nosotros lo que quieras.

      Queremos decirte, querido Padre Dios, que nos hagas imagen de tu Hijo Jesús y nos ayudes a ponernos en tus manos, enteramente, con entera confianza.

 MEDITACIÓN

Libra mis ojos de la muerte;

dales la luz que es su destino.

Yo, como el ciego del camino,

pido un milagro para verte.

Haz de esta piedra de mis manos

una herramienta constructiva;

cura su fiebre posesiva

y ábrela al bien de mis hermanos.

Que yo comprenda, Señor mío,

al que se queja y retrocede;

que el corazón no se me quede

desentendidamente frío.

Guarda mi fe del enemigo

(¡tantos me dicen que estás muerto!…)

Tú que conoces el desierto,

dame tu mano y ven conmigo.

Pautas de la Homilía.

INICIO.:

1.-La Cuaresma es una peregrinación hacia la Pascua que sitúa su punto de partida en la alianza que Dios ha hecho con el mundo.

*Cada Eucaristía es un don precioso para la Iglesia que necesita la presencia del Señor en medio de ella para mantenerse esperanzada en medio del mundo.

*Somos convocados para escuchar la Palabra de Dios y participar en la “fracción del pan”           

2.-Este Segundo Domingo de Cuaresma nos presenta la Transfiguración del Señor.      

DESARROLLO:

1.-El prototipo del creyente que escucha y cree en las promesas de Dios es Abrahán (como lo hemos escuchado en la primera lectura del libro del Génesis):

*Abrahán  escucha y acepta el plan de Dios.

*Cree, acepta y vive lo que Dios le propone.

2.-En la segunda lectura, de la carta de San Pablo a los Filipenses:

*Pablo se encuentra en la cárcel y habla de su tristeza al ver a algunas personas centrarse en el presente y rechazar el camino t razado por Cristo.

*Estas personas se dejan conducir por sus instintos más primarios en lugar de abrirse a la vida nueva que el Señor inaugura desde ahora en nosotros, antes de manifestarla plenamente en su última venida y en el advenimiento de su reino.

*Invita a no desanimarnos y a permanecer firmes en el camino.

3.-El evangelio de San Lucas nos presenta el relato de la Trasfiguración:

*La transfiguración anticipa la gloria del Señor en el camino a Jerusalén: el camino para la glorificación de Jesús pasará por el sacrificio en la cruz.

*En el monte Tabor, Jesús aparece con Elías y Moisés conversando con Él. Jesús está en continuidad con ellos , pero los supera, llevando a plenitud al Ley los Profetas del Antiguo Testamento.

a) Elías representa los profetas del Antiguo Testamento.

b) Moisés representa la Ley del Antiguo Testamento.

*La actitud del creyente ante “El Hijo amado de Dios”, Jesucristo, es escucharlo.

*Es necesario superar la tentación del espiritualismo que se desentiende de la vida concreta y del mundo, el divorcio entre la fe y la vida…

FINAL:  

1.-Supliquemos con verdadero deseo que nuestra actitud de creyentes nos  lleve por sendas de conversión para escuchar a Jesucristo y dar testimonio de Él.

2.-Pidamos al Espíritu Santo que nos de la fortaleza para que nada pueda apartarnos del amor de Dios, manifestado de una manera especial en cada Eucaristía.

2.-Miremos a María  para que nos enseñe a mirar a Cristo y peregrinar en esta Cuaresma hacia la Pascua, donde contemplaremos el esplendor glorioso de Cristo, anticipado en el monte Tabor ante Pedro, Santiago y Juan. 

4.-Imploremos al Espíritu santo que nos ayude a creer, aceptar y vivir lo que Dios nos propone.