II DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.  CICLO C.

II DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO.  CICLO C.

 

 

 

 

 

MONICIÓN DE ENTRADA:  

          Hoy es día del Señor. Es el día que recuerda que Jesús ha resucitado. Por eso, desde el comienzo del Cristianismo, en este día se suelen reunir los cristianos para cantar y celebrar a Jesucristo.

            Aquí estamos nosotros. Jesús nos ha invitado, y hemos venido a participar en su cena.

             Estamos celebrando la Semana por la Unión de las Iglesias que culminará el día 25 de Enero con la Conversión de San Pablo. 

            Con la alegría de saber que somos hijos del mismo Padre, que ha hecho de nosotros hermanos, celebremos la misa.

ACTO PENITENCIAL

1.-Tú que eres refugio y protección de los débiles. Señor, ten piedad.

2.- Tú que ofreces esperanza a los que buscan un mundo mejor. Señor, ten piedad.

3.-Tú que nos reúnes en una sola familia. Señor, ten piedad.

 MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA : (Is 62, 1-5)

     El profeta es un mensajero que habla de parte de Dios. El mensajero trae una noticia alegre al pueblo que está triste y vive a oscuras. Le dice: Dios te ama, Dios os ama a todos como el esposo quiere a su esposa.

 

MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA ( 1 Cor 12,4-11)

 

               Dios nos ha hecho distintos por dentro y por fuera. Y todos juntos formamos la humanidad. También en la Iglesia tenemos cada uno carismas y funciones diversas. Y, sin embargo, todos formamos un solo cuerpo.

 

MONICIÓN AL EVANGELIO (Jn 2,1-12):

      Jesucristo, el Hijo de Dios, se manifiesta hoy en una boda, transformando el agua en vino. Así  manifiesta su gloria ante sus discípulos.

 

  PETICIONES:

 1.-Para que la llamada de Dios alcance a todos los hombres y mujeres en el mundo entero. ROGUEMOS AL SEÑOR.

2.-Para que la Iglesia dé siempre testimonio de apertura, de espíritu dialogante, de servicio a los pobres. ROGUEMOS AL SEÑOR.

3.-Para que aumenten entre nosotros las vocaciones sacerdotales y religiosas. ROGUEMOS AL SEÑOR.

4.-Para que los países ricos renuncien a su egoísmo y promuevan una distribución justa de los bienes de la tierra. ROGUEMOS AL SEÑOR.

5.-Para que todos los que sufren la tragedia del hambre puedan experimentar nuestra ayuda solidaria. ROGUEMOS AL SEÑOR.

6.-Para que los que participamos en la Eucaristía nos sintamos siempre llamados a la  conversión. ROGUEMOS AL SEÑOR.

OFRENDAS:

 Señor, te ofrecemos el pan y el vino, fruto de la tierra, y con ellos nuestra vida. Modélala según tu proyecto de salvación.

  

PADRE NUESTRO:

 

Con el Padre nuestro queremos pedirte Señor, que venga tu reino. Y nosotros construyamos con esperanza un mundo mejor, más justo y más humano.   

 

MEDITACIÓN

 

1.-La vida es una oportunidad, aprovéchala.

2.-La vida es una belleza, admírala.

3.-La vida es un sueño, hazlo realidad.

4.-La vida es un reto, afróntalo.

5.-La vida es un deber, cúmplelo.

6.-La vida es un juego, juégalo.

7.-La vida es preciosa, cuídala.

8.-La vida es riqueza, consérvala.

9.-La vida es amor, gózala.

10.-La vida es un misterio, desvélalo.

11.-La vida es tristeza, supérala.

12.-La vida es himno, cántalo.

13.-La vida es combate, acéptalo.

14.-La vida es tragedia, domínala.

15.-La vida es una aventura, arrástrala.

16.-La vida es felicidad, merécela.

17.-La vida es vida, defiéndela.

 

Pautas de la Homilía.

INICIO:

1.-Somos convocados para celebrar la Eucaristía, un don para el mundo, y retomamos el tiempo ordinario después del tiempo de Navidad.   

*Cristo mismo se nos hace presente de muchas maneras: en la comunidad que se reúne en su nombre, en la proclamación de la Palabra y en la Consagración Eucarística.

2.-Somos la Iglesia redimida y salvada en el Sacrificio de Cristo.

3.-El domingo pasado contemplábamos el Bautismo de Jesús por Juan Bautista en el río Jordán.

 

DESARROLLO:

 

1.-En la primera lectura, el profeta anuncia el día en que el mismo Señor vendrá a hacer de su pueblo infiel, al fin convertido, su esposa fiel. Será entonces el tiempo de la paz, de la alegría y de la gloria.

*Dios será como el esposo que ama a su esposa.

2.-San Pablo nos recuerda en la segunda lectura que la Iglesia es una comunidad unificada en la que cada uno cumple una función para el bien común y bajo la protección del Espíritu Santo.

*Rechaza todo lo que todavía les divide a pesar de seguirse reclamando seguidores de la fe en Cristo.

*El camino de la fe es un largo camino que recorrer para responder a la renovación que nos invita Jesús.

3.-En el evangelio Jesús aparece en una boda de unos amigos en la que también está invitada su madre.

*comparte sus alegrías y sus preocupaciones.

*Dios quiere con la humanidad una manifestación de amor parecido al de los esposos entre sí.

*el texto tiene un gran contenido simbólico:

.-las 6 tinajas de piedra representan la antigua ley  (escritas en tablas de piedra).

.-Jesús representa la novedad que trae la alegría y la felicidad (vino nuevo)

.-la clave: “Haced lo que él os diga” (escuchar y cumplir la palabra de Jesús)

 

FINAL:

                                                                                                         

1.-Miremos a la Virgen María que nos enseña la manera de integrar todo el Evangelio en nuestra vida y responder a la iniciativa de Dios: “Hágase en mí según tu Palabra”

2.-Sintamos con fuerza que el Dios revelado en Jesucristo es un Dios que salva con nosotros.

3.-Supliquemos la gracia de Dios para eliminar de nuestra historia el egoísmo y la soberbia, y que el Señor derrame en nosotros la fe, la esperanza  y la caridad.

4.-Aprendamos con María: Escuchemos a Jesús y cumplamos su Palabra. “Haced lo que él os diga”.