XXIX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO B  

XXIX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO B  

 

MONICIÓN DE ENTRADA:

 

         Hace dos mil años se inició  en nuestra historia un camino nuevo, el camino de Jesús de Nazaret. Un camino de servicio, de fidelidad al amor hasta la muerte, de esperanza para todos, especialmente los pobres. Un camino que es el camino de Dios.

Hoy celebramos el Domingo Mundial de la Propagación de la Fe, el Domund. Hoy contemplamos la gran noticia de Jesús, y nos sentimos llamados a ser misioneros de la salvación y del Evangelio. ¡Si, Jesús, al igual que los misioneros, nos enseña que “el amor es el alma de la misión”.

 

  MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA (Is 53,10-11)

 

Durante el destierro de Babilonia, un profeta ha meditado largamente sobre el sentido de la historia de Israel y expresa su visión de la salvación esperada.

La verdadera liberación no saldrá de un guerrero poderoso por su fuerza militar. Saldrá de un hombre capaz de trastornar por completo el corazón del hombre, arrancándolo de sus ilusiones.

El siervo de Yahvé será Jesús de Nazaret, que entrega su vida por nosotros.

 

MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA (Heb 10,35-45)

 

Al presentar a Jesús como el único verdadero “sacerdote”, el autor de la Carta a los Hebreos señala que el sacrificio de su vida no es una ofrenda exterior, sino que consiste en el don total que ha hecho de sí mismo el que estaba sin pecado.

 

MONICIÓN AL EVANGELIO (Mc 10,35-45):

 

La obtención de los primeros puestos es lo que preocupa a los apóstoles. Sin embargo, Jesucristo les profetiza y les anuncia su martirio. Les recomienda que sean servidores y que no busquen ser servidos.

 

PETICIONES:  

 

1.- Para que en el mundo crezca la paz auténtica, que se cimenta en la justicia. ROGUEMOS AL SEÑOR.

2.-Por todos los misioneros y misioneras distribuidos por todo el mundo, que son capaces de entregar su vida al servicio de los demás, sobre todo de los más pobres. ROGUEMOS AL SEÑOR.

3.-Para que el Señor nos conceda aquello que más necesitamos y nos conviene, en especial la lluvia. ROGUEMOS AL SEÑOR.

4.- Para que surjan vocaciones misioneros entre los jóvenes cristianos. Roguemos al Señor.

5.-Por las nuevas iglesias jóvenes de América, Asia, África  y Oceanía. Roguemos al Señor.

6.- Por nuestra Parroquia, para que nos haga cada vez más auténtica y misionera. Roguemos al Señor.

 

  MONICIÓN A LAS OFRENDAS:  

 

 LUZ : Señor, haznos signo auténticos y  testigos verdaderos de la Palabra que anunciamos.
BARRO: Señor, este recipiente de barro quiere expresar nuestra pobreza y nuestra fragilidad. Pon tu mano en nosotros para que suplas todas nuestras debilidades y podamos ser modelados en ti.
PAN Y VINO : Señor, este pan y vino expresa nuestra vida. Queremos ser vida entregada y derramada por tu causa. Ayúdanos.

 

PADRE NUESTRO:

 

 Jesús, rey y pastor nuestro, préstanos hoy tu corazón y tus labios, para que pidamos al Padre con tus mismas palabras el reino que tú nos prometes: PADRE NUESTRO…

 

INVITACIÓN A COMULGAR:

 

Jesús partió el pan, en un gesto de amor hacia sus discípulos. El Pastor dio su vida por sus ovejas. De este modo nos mostró el camino del dar y compartir.

   San Agustín decía: Cuando el sacerdote pone ante tus ojos la sagrada forma, diciendo: “El Cuerpo de Cristo”, tú respondes: “Amen”. Y ese amén significa dos cosas: Yo creo que recibo a Cristo y me uno con él por la comunión. Y también: Yo creo que al recibir a Cristo, me uno cada vez más con los hermanos.

 

   MEDITACIÓN

 

     Andaba yo por la carretera de la vida tiempo atrás y un día vi un letrero que decía: “La Tienda del cielo”.

   Cuando me aproximé, la puerta se abrió..y cuando me di cuenta ya había entrado. Vi grupos de ÁNGELES por todos lados!

   Uno me dio una cesta y dijo: ”Hijo mío, compra todo lo que quieras, En la tienda hay todo lo que un cristiano necesita… 

   Lo primero que agarré fue PACIENCIA y luego AMOR, estaban en el mismo estante.

   Mas adelante estaba la COMPRENSIÓN y también la compré;  iba a necesitarla donde quiera que fuera…

  Compré, además, dos cajas de SABIDURÍA y dos bolsas de FE.

  No pude dejar de lado al ESPÍRITU SANTO pues estaba en todo el lugar…

  Me detuve un poco para comprar, FUERZA y CORAJE pues, me ayudarían mucho en esta carrera de la vida.

  Cuando ya tenía casi llena la cesta, recordé que me hacía falta un poco de

GRACIA, BENDICIÓN, …

  y que no me debía olvidar de la SALVACIÓN  Esta la ofrecían GRATIS!!! Entonces tomé una buena porción de cada una: Suficiente para salvarme y para salvarte!

   Caminé hacia el cajero para pagar la cuenta, ya tenía todo para hacer

la voluntad del MAESTRO

   Cuando iba llegando a la caja,  vi la ORACIÓN  y la agregué a mi canasta ya repleta. Sabía que cuando saliera la usaría…

  La PAZ y la FELICIDAD estaban en unos estantes pequeños, aproveché para cargarlos; la ALEGRÍA colgaba del techo,  agarré un paquete para mí.

   Llegué al cajero y le pregunté: ¿Cuánto debo? Él sonrió y me contestó:

  “Lleva tu cesta donde quiera que vayas…”

   Una vez más, sonreí y pregunté: “¿Cuánto realmente yo debo ?” El sonrió otra vez y dijo:  ”Hijo mío, no te preocupes,  Jesús pagó la cuenta hace mucho,  mucho tiempo atrás”.

    “Todo lo que pidas en plegaria, con fe, lo recibirás” (Mt 21,22)

 

  Pautas de la Homilía

 

    INICIO.  

 

1.-Somos convocados para celebrar la Eucaristía, un don para el mundo. 

*Cristo mismo se nos hace presente de muchas maneras: en la comunidad que se reúne en su nombre, en la proclamación de la Palabra y en la Consagración Eucarística.

2.-Somos la Iglesia redimida y salvada en el Sacrificio de Cristo.

3.-Hoy celebramos el Domund-09 con el lema:  “La Palabra, luz para los pueblos”.

 

DESARROLLO:  

 

1.-El siervo de Yahvé anunciado por Isaías se encarna en Jesús de Nazaret.

*La verdadera liberación no vendrá de un guerrero, sino de un hombre capaz de trastornar por completo el corazón de las personas., y que carga con el pecado de la humanidad

2.-La carta a los Hebreos presenta a Jesús como el “único sacerdote”.

*el sacrificio de su vida no es una ofrenda exterior, sino que consiste en una donación total de si mismo.

*A través de la prueba de la cruz, Jesús ha revelado en qué consistía la verdadera relación con el Padre, abriéndonos el camino de la vida.

3.-Jesús nos recuerda en el evangelio que el que quiera ser importante que sea el servidor de los demás.

*No hay autoridad sin servicio a los demás.

*Ayudar a hacer el bien al prójimo.

*”Servir a Cristo en el hermano necesitado  es reinar”

4.-Hoy la Iglesia nos invita a mirar a la Misión, reconociendo que todos los pueblos están llamados a la salvación y estamos llamados a evangelizar incluso también por el martirio.

 

FINAL:

 

1.-Supliquemos el don del Espíritu para vivir nuestra identidad misionera.

2.-Miremos a la Virgen para que nos enseñe a ser mejores hijos.

3.-Pidamos por los misioneros y las Iglesias jóvenes.

4.-Supliquemos vocaciones misioneras en la Iglesia.