CURSO BÁSICO DEL CATEQUISTA




CURSO BÁSICO DEL CATEQUISTA

 

 

Oración del catequista

Señor, haz que yo sea tu testigo para comunicar tu enseñanza y tu amor.
Concédeme poder cumplir la misión de catequista con humildad y profunda confianza.
Que mi catequesis sea un  servicio a los demás, una entrega gozosa y vida de tu Evangelio.

 Recuérdame continuamente que la fe que deseo irradiar la he recibido de ti como don gratuito.
Hazme verdadero educador de la fe, atento a la voz de tu palabra, amigo leal y sincero de los demás, especialmente de mis compañeros catequista que sea el Espíritu Santo quien conduzca mi vida; para que no deje de buscarte y predicarte para que no me venza la pereza y el egoísmo para combatir la tristeza.

Señor, te sirvo a ti y a la Iglesia, unido a tu Madre María;  que como ella, yo sepa guardar tu palabra y ponerla al servicio del  Mundo. AMEN

Oración del catequista

Señor. Tú eres la luz que brilla en la historia y en la plenitud de los tiempos; el Sol de justicia que nos vino por María, la Aurora bellísima que te anunció y que te trajo.                                

  Tú, Señor, eres la luz que nació en mitad de la noche en los campos oscuros de Belén.
Eres la luz que alumbró al salir del sepulcro en la resurrección. Tú eres la luz densísima
que brilló sobre los discípulos reunidos en el cenáculo, cuando vino el Espíritu Santo.
Tú eres la luz verdadera que viene constantemente a este mundo.                                         

Tú has venido para revelarnos al Padre, para comunicarnos la vida. Tú eres la Palabra que estaba en Dios, la Palabra que era luz, que era vida.                                                                                 

Has querido que yo fuera luz. Por el bautismo, Señor, me has incorporado a tu cruz y a tu muerte, a tu gloria y a tu resurrección; por eso me has sacado de las tinieblas y me has trasladado al reino de la luz, y me pides que sea luz del mundo.                                                                         

Tú me has elegido de una manera particular en la Iglesia para que sea luz,
viviendo a fondo el misterio de mi misión, que es misterio de amor.                                      

  Señor, haz que sea luz porque el mundo de hoy espera de mí esa transparencia, esa claridad que irradias Tú.                                                                                                                   

Señor, yo veo que mi vida se ha vuelto tan opaca que no deja pasar la luz, es demasiado tenebrosa. Y si la luz que hay en mí se hace tiniebla, ¡qué oscuridad habrá!                              

Señor, hace falta que Tú aumentes mi fe, que me hagas más profundo en la contemplación, más ardiente en la caridad, más sereno en la cruz y más alegre en la tarea de catequista.  Señor, que eres la luz, el que te siga tendrá la luz de la vida. Ayúdame a ser luz por María, la Madre de la Luz.  Amén.

 

                                TEMARIO: 

1.-LOS CATEQUISTAS QUE QUIERE EL PAPA FRANCISCO

 

 

 

 

 

 




 

 

Entra:  http://www.bubok.es/autores/sembradordeversos 

 Conoce amazon.es

amazon

                                                           Conoce alguno de  mis blogs en Blogguer:

Gracias por entrar en mi canal de Youtube: 
Canal de Francisco Baena Calvo.

Me gustaría que te suscribieras a mi canal: http://goo.gl.j2Yvek

Conoce mi página web: 

www.marinaveracruz.net

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las red