XXX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO A.    

 XXX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO A.  

 

MONICIÓN DE ENTRADA:  

Hace más de dos mil años se inició  en nuestra historia un camino nuevo, el camino de Jesús de Nazaret. Un camino de servicio, de fidelidad al amor hasta la muerte, de esperanza para todos, especialmente los pobres. Un camino que es el camino de Dios.

 

 

MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA (Ex 22,20-26)

En la primera lectura del Éxodo escuchamos la predilección de Dios hacia los pobres, los débiles y los oprimidos, y nos dice que no oprimamos a nadie, especialmente a los pobres.  Será Jesús quien de universalidad a ese amor y a esa predilección. 

MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA (1Tes 1,5-10)

San Pablo habla del testimonio de fe de la comunidad de Tesalónica, una comunidad que él había convertido y evangelizado.  Ellos se convierten en ejemplo de testimonio y de fidelidad a Jesús.  Esa comunidad abandonó los ídolos y fueron capaces de convertirse. 

  MONICIÓN AL EVANGELIO (Mt 22,34-40):

Jesús en el evangelio nos recuerda que el mandamiento más importante es amar al Señor con todas nuestras fuerzas y al prójimo como a nosotros mismos. 

PETICIONES:  

1.- Para que en el mundo crezca la paz auténtica, que se cimenta en la justicia. ROGUEMOS AL SEÑOR.

2.-Por todos los misioneros y misioneras distribuidos por todo el mundo, que son capaces de entregar su vida al servicio de los demás, sobre todo de los más pobres. ROGUEMOS AL SEÑOR.

3Para que el Señor nos conceda aquello que más necesitamos y nos conviene, especialmente la lluvia.ROGUEMOS AL SEÑOR.

4.- Para que surjan vocaciones misioneros entre los jóvenes cristianos. Roguemos al Señor.

5.-Por las nuevas iglesias jóvenes de América, Asia, África  y Oceanía. Roguemos al Señor.

6.- Por nuestra Parroquia, para que nos haga cada vez más auténtica y misionera. Roguemos al Señor.

7.-Por nosotros, para que seamos auténticos testigos del amor de Dios. Roguemos al Señor. 

 

MONICIÓN A LAS OFRENDAS:  

   Cristo no tiene manos, tiene sólo nuestras manos para construir un mundo nuevo donde habite la justicia.

Cristo no tiene pies, tiene sólo nuestros pies para poner en marcha a los oprimidos por el camino de la libertad.

Cristo no tiene labios, tiene sólo nuestros labios para proclamar el evangelio a todas las personas.

Cristo no tiene medios, tiene sólo nuestra acción para lograr que todos los hombres sean hermanos.  

 

   MEDITACIÓN

1.-Andaba yo por la carretera de la vida tiempo atrás y un día vi un letrero que decía: “La Tienda del cielo”.

2.- Cuando me aproximé, la puerta se abrió..y cuando me di cuenta ya había entrado. Vi grupos de ÁNGELES por todos lados!

3.- Uno me dio una cesta y dijo: ”Hijo mío, compra todo lo que quieras, En la tienda hay todo lo que un cristiano necesita… 

4.- Lo primero que agarré fue PACIENCIA y luego AMOR, estaban en el mismo estante.

5.- Mas adelante estaba la COMPRENSIÓN y también la compré;  iba a necesitarla donde quiera que fuera…

6.- Compré, además, dos cajas de SABIDURÍA y dos bolsas de FE.

No pude dejar de lado al ESPÍRITU SANTO pues estaba en todo el lugar…

7.- Me detuve un poco para comprar, FUERZA y CORAJE pues, me ayudarían mucho en esta carrera de la vida.

8.- Cuando ya tenía casi llena la cesta, recordé que me hacía falta un poco de

GRACIA, BENDICIÓN, …

9.- y que no me debía olvidar de la SALVACIÓN  Esta la ofrecían GRATIS!!! Entonces tomé una buena porción de cada una: Suficiente para salvarme y para salvarte!

10.- Caminé hacia el cajero para pagar la cuenta, ya tenía todo para hacer

la voluntad del MAESTRO

11.- Cuando iba llegando a la caja,  vi la ORACIÓN  y la agregué a mi canasta ya repleta. Sabía que cuando saliera la usaría…

12.- La PAZ y la FELICIDAD estaban en unos estantes pequeños, aproveché para cargarlos; la ALEGRÍA colgaba del techo,  agarré un paquete para mí.

13.- Llegué al cajero y le pregunté: ¿Cuánto debo? Él sonrió y me contestó:

“Lleva tu cesta donde quiera que vayas…”

14.- Una vez más, sonreí y pregunté: “¿Cuánto realmente yo debo ?” El sonrió otra vez y dijo:  ”Hijo mío, no te preocupes,  Jesús pagó la cuenta hace mucho,  mucho tiempo atrás”.

16.- “Todo lo que pidas en plegaria, con fe, lo recibirás” (Mt 21,22)

 

Pautas de la Homilía.

 

INICIO.  

1.-La Eucaristía es el cúlmen de la vida cristiana y el Sacramento que revitaliza a la Comunidad que se reúne en el nombre de Dios.

*Para celebrar con autenticidad la Eucaristía es necesario tomar conciencia de nuestra condición de discípulos de Jesucristo, muero y resucitado.

2.-La idea que une la primera y el Evangelio es el amor al prójimo. El amor eficaz debe verse en las obras.

DESARROLLO:  

1.-En el código de la Alianza del Éxodo se especifica la protección hacia los más débiles: los forasteros, las viudas, los huérfanos, los pobres que reciben dinero en préstamo.

2.-San Pablo comenta que los habitantes de Tesalónica habían abandonado a los ídolos y se habían vuelto a Dios:

*Tesalónica fue una caja de resonancia en donde encontró eco el mensaje salvador de Cristo. (desde allí se extendió el evangelio a Macedonia y mucho más de Acaya)

Era tal la vida de aquellos primeros cristianos, tal su fe y, sobre todo, tal su amor y su conducta, que su buena fama corría de boca en boca.

*La fe en Dios es “volver a Dios abandonando los ídolos”

*¿Hemos abandonado nosotros nuestros ídolos? ; ¿Cuáles son tus ídolos: el dinero, el poder, el prestigio…?

3.-Jesús responde a la pregunta ¿cuál es el mandamiento principal de la ley? Y responde con las palabras del Deuteronomio: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu ser” (Dt 6,5)

*en el Antiguo Testamento existía la obligación de amar al prójimo, pero entendiendo como prójimo solamente a otro israelita.

*La novedad de Jesús es asemejar este mandamiento primero al segundo: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”(lo amplia hacia el extranjero, e incluso al enemigo)

*Para Jesús el prójimo es  aquel que está a nuestro alrededor, sin limitación de raza, religión, cultura o sexo. (el evangelista Juan lo consideró tan novedoso que lo llamó “un mandamiento nuevo”

*Jesús en el evangelio explica que el amor total a Dios sólo se extiende si vive unido al amor por los hermanos.

FINAL:

 1.-Suplica al Espíritu Santo que te ilumine para amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo.                                                            

  2.-Imita a la Virgen María para que seas misionero en tu ambiente y seas “pan partido para el mundo”