XVI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO A.

XVI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO A.

 

 

 

 

MONICIÓN DE ENTRADA:

              “Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”, dice el Señor.  Cada vez que nos reunimos los cristianos, Él está entre nosotros. Y nosotros, sin verlo, estamos convencidos de su presencia. Y compartimos esa alegría con todos los hermanos y hermanas que nos encontramos en esta iglesia.

Ahora vamos a celebrar la Eucaristía. La presencia de Jesús se hará aún más fuerte, en la Palabra que escucharemos, y en el pan y el vino que recibiremos como alimento de vida eterna.

 MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA : (Sab 12,13.16-19)

 Después de haber meditado durante mucho tiempo sobre la manera de comportarse de Dios son el mismo Israel, a pesar de las continuas infidelidades de éste a la alianza, llega a una conclusión: Dios es paciente y conduce incluso a los enemigos de Israel hacia una conversión final.

        MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA ( Rom 8,26-27)

 San Pablo recuerda a los romanos, igual que a nosotros, que abandonados a nosotros mismos, somos incapaces de volvernos verdaderamente hacia Dios. Pero el Señor interviene dándonos su Espíritu, que nos hace capaces de abrirnos al amor del Padre y de responder a su voluntad.

       MONICIÓN AL EVANGELIO (Mt 13,24-43)

Jesús proclama el Reino de Dios por medio de parábolas. El domingo pasado escuchábamos la preciosa parábola del Sembrador y hoy escuchamos la Parábola del trigo y la cizaña.

    El Reino de Dios crece pero aún tiene sus sombras, esperando su manifestación final. El hombre ha de ser paciente con los demás y también consigo mismo.

PETICIONES:

1.- Para que la Iglesia seamos fieles a la misión,  recibida de Jesucristo,  ROGUEMOS AL SEÑOR.

2.- Para que los hombres seamos solidarios y no cerremos nuestro corazón a los pobres y humildes de la tierra. ROGUEMOS AL SEÑOR.

2.- Por nuestros gobernantes y por los de todas las naciones del mundo para que actúen con justicia y honradez .ROGUEMOS AL SEÑOR.

4.- Para que desaparezca la violencia y el terrorismo en el mundo, en beneficio de la paz. ROGUEMOS AL SEÑOR.

5.- Para que tengamos un corazón compasivo y compartamos con los necesitados. ROGUEMOS AL SEÑOR.

6.- Para que el Señor nos conceda a cada uno de nosotros aquello que más necesitamos y nos conviene. ROGUEMOS AL SEÑOR.

7.-Para que aprendamos a amarnos, corrigiéndonos fraternalmente. ROGUEMOS AL SEÑOR.

OFRENDAS:

  Señor, con el pan y el vino queremos ofrecerte nuestra vida. SEÑOR, HAZNOS OFRENDAS DE AMOR Y DE CONVERSIÓN.

           MEDITACIÓN

1.Padre.

  2.-Me pongo en tus manos. Haz de mí lo que quieras. Sea lo que sea te doy las gracias.

3.-Estoy dispuesto a  todo

 4.-Lo acepto todo, con tal que tu voluntad se cumpla en mí y en todas tus criaturas.

 5.-No deseo nada más, Padre,

 6.-Te confío mi alma, te la doy…con todo el amor de que soy capaz….

 7.-porque te amo y necesito darme…

  8.-Ponerme en tus manos, sin medida, con una infinita confianza…

  9.-porque tú eres mi Padre.