ESPECIAL: SACRAMENTO DEL BAUTISMO.







ESPECIAL: SACRAMENTO DEL BAUTISMO.

ESPECIAL: SACRAMENTO DEL BAUTISMO. Un especial sobre el Sacramento del Bautismo en la Iglesia Católica. Por el Bautismo nacemos a la fe.

 SACRAMENTO DEL BAUTISMO.

    «El santo Bautismo es el fundamento de toda la vida cristiana, el pórtico de la vida en el espíritu («vitae spiritualis ianua») y la puerta que abre el acceso a los otros sacramentos. Por el Bautismo somos liberados del pecado y regenerados como hijos de Dios, llegamos a ser miembros de Cristo y somos incorporados a la Iglesia y hechos partícipes de su misión (cf Concilio de Florencia: DS 1314; CIC, can 204,1; 849; CCEO 675,1): Baptismus est sacramentum regenerationis per aquam in verbo» («El bautismo es el sacramento del nuevo nacimiento por el agua y la palabra»: Catecismo Romano 2,2,5)» (CIC 1213)

 

EFECTOS QUE PRODUCE EL BAUTISMO EN EL QUE SE BAUTIZA

1.-NOS HACE HIJOS DE DIOS

Dios nos busca para hacernos participar de su vida de una manera eficaz e inmerecida. Le puede llamar Padre con toda confianza, porque somos “hijos en el Hijo Jesucristo”.

2.– NOS HACE PARTÍCIPES DE CRISTO.

El Bautizo actualiza y realiza en nosotros el misterio de Cristo: nos sumerge en su muerte para morir al pecado, y nos hacer partícipes de su resurrección para comunicarnos su amor y su vida.

3.-NOS LIBERA DEL PECADO.

Ser Bautizado supone la liberación del pecado y del poder del mal, y conlleva vivir en conversión y renuncia del mal.

4.-NOS COMUNICA EL DON DEL ESPÍRITU.

“Ser bautizado en el agua y en el Espíritu”  quiere decir participar de la vida de Dios, no en virtud del agua, sino por la fuerza del Espíritu, que es la vida de Dios en nosotros.

*CREO EN EL ESPÍRITU SANTO-COMPENDIO DEL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA.

«CREO EN EL ESPÍRITU SANTO»

  1. ¿Qué quiere decir la Iglesia cuando confiesa: «Creo en el Espíritu Santo»?

683-686

Creer en el Espíritu Santo es profesar la fe en la tercera Persona de la Santísima Trinidad, que procede del Padre y del Hijo y «que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria». El Espíritu Santo «ha sido enviado a nuestros corazones» (Ga 4, 6), a fin de que recibamos la nueva vida de hijos de Dios.

  1. ¿Por qué la misión del Hijo y la del Espíritu son inseparables?

687-690; 742-743

La misión del Hijo y la del Espíritu son inseparables porque en la Trinidad indivisible, el Hijo y el Espíritu son distintos, pero inseparables. En efecto, desde el principio hasta el fin de los tiempos, cuando Dios envía a su Hijo, envía también su Espíritu, que nos une a Cristo en la fe, a fin de que podamos, como hijos adoptivos, llamar a Dios «Padre» (Rm 8, 15). El Espíritu es invisible, pero lo conocemos por medio de su acción, cuando nos revela el Verbo y cuando obra en la Iglesia.

  1. ¿Cuáles son los apelativos del Espíritu Santo?

691-693

«Espíritu Santo» es el nombre propio de la tercera Persona de la Santísima Trinidad. Jesús lo llama también Espíritu Paráclito (Consolador, Abogado) y Espíritu de Verdad. El Nuevo Testamento lo llama Espíritu de Cristo, del Señor, de Dios, Espíritu de la gloria y de la promesa.

  1. ¿Con qué símbolos se representa al Espíritu Santo?

694-701

Son numerosos los símbolos con los que se representa al Espíritu Santo: el agua viva, que brota del corazón traspasado de Cristo y sacia la sed de los bautizados; la unción con el óleo, que es signo sacramental de la Confirmación; el fuego, que transforma cuanto toca; la nube oscura y luminosa, en la que se revela la gloria divina; la imposición de manos, por la cual se nos da el Espíritu; y la paloma, que baja sobre Cristo en su bautismo y permanece en Él.

  1. ¿Qué significa que el Espíritu «habló por los Profetas»?

687-688; 702-706; 743

Con el término «Profetas» se entiende a cuantos fueron inspirados por el Espíritu Santo para hablar en nombre de Dios. La obra reveladora del Espíritu en las profecías del Antiguo Testamento halla su cumplimiento en la revelación plena del misterio de Cristo en el Nuevo Testamento.

  1. ¿Cuál es la obra del Espíritu Santo en Juan el Bautista?

717-720

El Espíritu colma con sus dones a Juan el Bautista, el último profeta del Antiguo Testamento, quien, bajo la acción del Espíritu, es enviado para que «prepare al Señor un pueblo bien dispuesto» (Lc 1, 17) y anunciar la venida de Cristo, Hijo de Dios: aquel sobre el que ha visto descender y permanecer el Espíritu, «aquel que bautiza en el Espíritu» (Jn 1, 33).

  1. ¿Cuál es la obra del Espíritu Santo en María?

721-726; 744

El Espíritu Santo culmina en María las expectativas y la preparación del Antiguo Testamento para la venida de Cristo. De manera única la llena de gracia y hace fecunda su virginidad, para dar a luz al Hijo de Dios encarnado. Hace de Ella la Madre del «Cristo total», es decir, de Jesús Cabeza y de la Iglesia su cuerpo. María está presente entre los Doce el día de Pentecostés, cuando el Espíritu inaugura los «últimos tiempos» con la manifestación de la Iglesia.

  1. ¿Qué relación existe entre el Espíritu y Jesucristo, en su misión en la tierra?

727-730; 745-746

Desde el primer instante de la Encarnación, el Hijo de Dios, por la unción del Espíritu Santo, es consagrado Mesías en su humanidad. Jesucristo revela al Espíritu con su enseñanza, cumpliendo la promesa hecha a los Padres, y lo comunica a la Iglesia naciente, exhalando su aliento sobre los Apóstoles después de su Resurrección.

  1. ¿Qué sucedió el día de Pentecostés?

731-732; 738

En Pentecostés, cincuenta días después de su Resurrección, Jesucristo glorificado infunde su Espíritu en abundancia y lo manifiesta como Persona divina, de modo que la Trinidad Santa queda plenamente revelada. La misión de Cristo y del Espíritu se convierte en la misión de la Iglesia, enviada para anunciar y difundir el misterio de la comunión trinitaria.

«Hemos visto la verdadera Luz, hemos recibido el Espíritu celestial,
hemos encontrado la verdadera fe: adoramos la Trinidad indivisible porque
Ella nos ha salvado»
 (Liturgia bizantina. Tropario de las vísperas de Pentecostés).

  1. ¿Qué ha ce el Espíritu Santo en la Iglesia?

733-741; 747

El Espíritu Santo edifica, anima y santifica a la Iglesia; como Espíritu de Amor, devuelve a los bautizados la semejanza divina, perdida a causa del pecado, y los hace vivir en Cristo la vida misma de la Trinidad Santa. Los envía a dar testimonio de la Verdad de Cristo y los organiza en sus respectivas funciones, para que todos den «el fruto del Espíritu» (Ga 5, 22).

  1. ¿Cómo actúan Cristo y su Espíritu en el corazón de los bautizados?

738-741

Por medio de los sacramentos, Cristo comunica su Espíritu a los miembros de su Cuerpo, y la gracia de Dios, que da frutos de vida nueva, según el Espíritu. El Espíritu Santo, finalmente, es el Maestro de la oración.

5.-NOS DA LA VIDA DE LA FE QUE NECESITA CRECER Y PERFECCIONARSE.

En todo sacramento intervienen: Dios (el don de la gracia del Padre, Hijo y Espíritu Santo); la Iglesia y el sujeto que acepta el don de Dios.

6.-NOS HACE MIEMBROS DE LA IGLESIA.

El creyente no se bautiza a sí mismo, sino que es bautizado en la Iglesia y por la Iglesia.  Ser bautizado significa ser aceptado e incorporado a  la Iglesia.

*¿QUÉ ES LA IGLESIA Y QUIÉNES LA FORMAMOS?

Los fieles: jerarquía, laicos, vida consagrada
177. ¿Quiénes son los fieles? 871-872 Los fieles son aquellos que, incorporados a Cristo mediante el Bautismo, han sido constituidos miembros del Pueblo de Dios; han sido hecho partícipes, cada uno según su propia condición, de la función sacerdotal, profética y real de Cristo, y son llamados a llevar a cabo la misión confiada por Dios a la Iglesia. Entre ellos hay una verdadera igualdad en su dignidad de hijos de Dios.
178. ¿Cómo está formado el Pueblo de Dios?873 934 En la Iglesia, por institución divina, hay ministros sagrados, que han recibido el sacramento del Orden y forman la jerarquía de la Iglesia. A los demás fieles se les llama laicos. De unos y otros provienen fieles que se consagran de modo especial a Dios por la profesión de los consejos evangélicos: castidad en el celibato, pobreza y obediencia.

179. ¿Por qué Cristo instituyó la jerarquía eclesiástica?
874-876 935 Cristo instituyó la jerarquía eclesiástica con la misión de apacentar al Pueblo de Dios en su nombre, y para ello le dio autoridad. La jerarquía está formada por los ministros sagrados: obispos, presbíteros y diáconos. Gracias al sacramento del Orden, los obispos y presbíteros actúan, en el ejercicio de su ministerio, en nombre y en la persona de Cristo cabeza; los diáconos sirven al Pueblo de Dios en la diaconía (servicio) de la palabra, de la liturgia y de la caridad.

             CONOCE EL CREDO DE LA IGLESIA


Seguro que esta lista de reproducción te ayudará a conocer más y mejor a Jesús de Nazaret,

el Cristo.

FIRMES EN LA FE EN CRISTO RESUCITADO: 

Necesitamos cimentar la fe en el verdadero Jesús de Nazaret, muerto y resucitado, el Salvador, razón y sentido último de la vida. 





 
  CONOCE MIS LIBROS EN BUBOK


Canal de Francisco Baena Calvo.

CANAL DE FRANCISCO BAENA CALVO EN YOUTUBE

Me gustaría que te suscribieras a mi canal: 

Conoce mi página web: www.marinaveracruz.net




Deja una respuesta