LA CRUCIFIXIÓN EN TIEMPOS DE JESÚS DE NAZARET




    LA CRUCIFIXIÓN

EN EL TIEMPO DE JESÚS DE NAZARET

Conoce y descubre cómo era la Crucifixión en el tiempo de Jesús de Nazaret.

     

   

    

      La muerte de Jesús en Cruz  y su resurrección constituyen la esencia misma de todo el Cristianismo y el fundamento de la vida cristiana.

     La Crucifixión era una forma de ejecución, considerada maldita, y se cree que tiene un origen persa. Fue llamada «árbol siniestro», juntamente con la horca.

     La muerte por crucifixión era reservada especialmente para los criminales más crueles y despreciados.

      Si un condenado a muerte probaba que tenía la ciudadanía romana podía ser decapitado, una ejecución considerada más digna, rápida. Y no tenía que padecer la agonía lenta y terrible de la crucifixión.

    El procedimiento generalmente era así: El condenado tenía que cargar, amarrado, a un leño horizontal, casi siempre de pino, de unos 200 centímetros, llamado «stipes», hasta el lugar de su ejecución.

     En el lugar de la ejecución, el palo vertical de la cruz, llamado «patibulum», estaba ya levantado, y al llegar se fijaban los troncos, Stipes y Patibulum, dando lugar a la forma de cruz.

     Se clavaban los pies, uno delante del otro con las piernas un poco dobladas. Luego se les rompían las piernas a la altura de las rodillas y los brazos los clavaban por las muñecas. Al crucificado se les dejaba morir lentamente de hambre, sed, insolación, dolor, asfixia…

    Al principio, las cruces no eran muy altas y los algunos reos podías estar en ellas entre 3 y 5 días antes de morir. Durante ese tiempo las alimañas los atacaban y algunos eran atacados ferozmente.

      Con el tiempo, en un acto de misericordia, las cruces fueron hechas más altas.

                LISTA DE VIDEOS SOBRE JESÚS DE NAZARET




Conoce mis libros en Bubok:

                 Suscríbase al canal:

CANAL DE YOUTUBE DE FRANCISCO BAENA CALVO

Gracias por entrar en mi canal de Youtube

*Si te gustó el video dale a me gusta (like)




¿POR QUÉ LA SEMANA SANTA CAMBIA DE FECHA CADA AÑO?




¿POR QUÉ LA SEMANA SANTA CAMBIA DE FECHA CADA AÑO

       Descubre la razón por la que la Semana Santa cambia de fecha cada año. 

      

      El Año litúrgico no se ciñe estrictamente al año calendario, sino que varía de acuerdo con el ciclo lunar.
    Cuenta la historia, que la noche en la que el pueblo judío salió de Egipto, había luna llena y eso les permitió prescindir de las lámparas para que no les descubrieran los soldados del faraón.
     Los judíos celebran este acontecimiento cada año en la pascua judía o «Pesaj», que siempre concuerda con una noche de luna llena, en recuerdo de los israelitas que huyeron de Egipto pasando por el Mar Rojo.
   Podemos estar seguros, por lo tanto, de que el primer Jueves Santo de la historia, cuando Jesús celebraba la Pascua judía con su discípulos, era una noche de luna llena.
    Por eso, la Iglesia fija el Jueves Santo en la luna llena que se presenta entre el mes de marzo y abril y tomando esta fecha como centro del Año litúrgico, las demás fechas se mueven en relación a esta y hay algunas fiestas que varían de fecha una o dos semanas. (Teresa Vallés. Catholic.net)

                LISTA DE VIDEOS SOBRE JESÚS DE NAZARET




Conoce mis libros en Bubok:

                 Suscríbase al canal:

CANAL DE YOUTUBE DE FRANCISCO BAENA CALVO

Gracias por entrar en mi canal de Youtube

*Si te gustó el video dale a me gusta (like)




FIRMES EN LA FE DE CRISTO RESUCITADO



 

FIRMES EN LA FE DE CRISTO RESUCITADO

 

    Estemos firmes en la fe de Cristo Resucitado, capaz de convertirse en la auténtica «roca angular».

 

 

 

   

     La auténtica fe cristiana se debe fundamentar en la experiencia pascual de Jesús de Nazaret, vivida y testimoniada por unos testigos válidos, que puedan dar soporte estructural a una continuidad legítima entre nosotros y el mismo Jesús.

    La experiencia pascual de Jesús de Nazaret, el Cristo, se convierte en la Buena Noticia para el hombre que busca el auténtico rostro del Dios Vivo. Es el Kerigma que debe fundamentar toda la fe cristiana como su esencia más legítima y más autentica.

   La Resurrección de Jesús se levanta como alternativa ante el dolor y el sufrimiento del mundo. De hecho, para el cristiano, la última respuesta es el Sí definitivo de Dios al inocente maltratrado por el accidente de tráfico, la enfermedad, la injusticia, la tortura, el cáncer, la guerra…. y a las víctimas de los «verdugos de turno», auténticos aliados de la muerte y la desgracia.

   La Resurrección de Jesús se levanta como la experiencia última del crucificado. Desde esa experiencia definitiva lanzamos la esperanza de que participaremos de esa misma Resurrección y afirmamos la permanencia de la identidad personal del hombre, más allá de la sepultura; al tiempo que se cuestionan posibles alternativas al final trágico del hombre como la reencarnación o la comunión plena «energética» con el aire.

     En definitiva, cimentar la fe cristiana en la esencia del Cristianismo, es decir, en el kerigma, es el reto fundamentar en esta época que nos ha tocado vivir. 

 

 

 

 

 

 

 

 




CONOCE LUCES EN LA NOCHE EN BUBOK

LUCES EN LA NOCHE (Pulsa aquí)

 

 

   

                                                            CONOCE DESEOS DE ETERNIDAD EN BUBOK

DESEOS DE ETERNIDAD  (Pulsa aquí)

 

 

                                                      CONOCE PALABRAS AL VIENTO EN BUBOK

PALABRAS AL VIENTO

 

 

 CONOCE SEDUCIDOS POR EL CAMINO EN BUBOK



SEDUCIDOS POR EL CAMINO

 

Conoce mis libros en Bubok: 

                 Suscríbase al canal:

CANAL DE YOUTUBE DE FRANCISCO BAENA CALVO

Gracias por entrar en mi canal de Youtube

*Si te gustó el video dale a me gusta (like)