EL MISTERIO DE BELÉN EXPLICADO POR EL PAPA FRANCISCO.




EL MISTERIO DE BELÉN EXPLICADO POR EL PAPA FRANCISCO.

 
 
 
 
 
EL MISTERIO DE BELÉN EXPLICADO POR EL PAPA FRANCISCO
   
El Papa Francisco ha publicado una Carta Apostólica que permite
comprender, precisamente, el significado del Pesebre: “Admirabile signum”.
   
Se trata de un documento catequético y pedagógico en el que se recurre a
los nacimientos como formas de transmisión de la fe en generación en
generación.
      El Papa Francisco en este documento,
señala que “es realmente un ejercicio de fantasía creativa, que utiliza los
materiales más dispares para crear pequeñas obras maestras llenas de belleza.
Se aprende desde niños: cuando papá y mamá, junto a los abuelos, transmiten
esta alegre tradición, que contiene en sí una rica espiritualidad popular.
Espero que esta práctica nunca se debilite; es más, confío en que, allí donde
hubiera caído en desuso, sea
descubierta de nuevo y revitalizada
«, (n.1; p.2).
 
         El
Papa Francisco nos invita a reconocer que el Belén es un Evangelio vivo:
«La representación del acontecimiento del nacimiento de Jesús
equivale a anunciar el misterio de la encarnación del Hijo de Dios con
sencillez y alegría. El belén, en efecto, es como un Evangelio vivo, que surge
de las páginas de la Sagrada Escritura. La contemplación de la escena de la
Navidad, nos invita a ponernos espiritualmente en camino, atraídos por la
humildad de Aquel que se ha hecho hombre para encontrar a cada hombre. Y
descubrimos que Él nos ama hasta el punto de unirse a nosotros, para que
también nosotros podamos unirnos a Él
«, (n. 1; p. 1).
        También
nos sugiere que contemplando el Belén descubrimos el vínculo entre la
Encarnación del Hijo de Dios y la Eucaristía
: “El Hijo de Dios, viniendo a
este mundo, encuentra sitio donde los animales van a comer. El heno se
convierte en el primer lecho para Aquel que se revelará como «el pan bajado del
cielo» (Jn 6,41). Un simbolismo que ya san Agustín, junto con otros Padres, había
captado cuando escribía: «Puesto en el pesebre, se convirtió en alimento para
nosotros” (Serm. 189,4)», 
(n. 2; p. 2).
       También
señala que el Belén manifiesta la ternura de Dios:
¿Por qué el belén suscita tanto asombro y nos conmueve? En primer
lugar, porque manifiesta la ternura de Dios. Él, el Creador del universo, se
abaja a nuestra pequeñez. El don de la vida, siempre misterioso para nosotros,
nos cautiva aún más viendo que Aquel que nació de María es la fuente y
protección de cada vida. En Jesús, el Padre nos ha dado un hermano que viene a
buscarnos cuando estamos desorientados y perdemos el rumbo; un amigo fiel que
siempre está cerca de nosotros; nos ha dado a su Hijo que nos perdona y nos
levanta del pecado
«, (n. 3; p. 2).
       El Papa Francisco nos indica que el
Belén nos ayuda a sentir la invitación a tocar la pobreza que el Hijo de Dios
eligió para sí mismo en su encarnación
: “El pesebre es desde su origen franciscano una invitación a
“sentir”, a “tocar” la pobreza que el Hijo de Dios eligió para sí mismo en su
encarnación. Y así, es implícitamente una llamada a seguirlo en el camino de la
humildad, de la pobreza, del despojo, que desde la gruta de Belén conduce hasta
la Cruz. Es una llamada a encontrarlo y servirlo con misericordia en los
hermanos y hermanas más necesitados (cf. Mt 25,31-46)
«, (n. 3; p.
4).



 
 

 

 
 
  
UN REGALO ESPECIAL PARA TI EN NAVIDAD, 
ABRE ESTE VIDEO
 
  
 
 
VÍDEOS SOBRE LA NAVIDAD-TIEMPO MÁGICO 2019
 
 
 
 
 
 

 

 
 
 
 


 

 

Canal de Francisco Baena Calvo.

CANAL DE FRANCISCO BAENA CALVO EN YOUTUBE

Me gustaría que te suscribieras a mi canal: 

Conoce mi página web: www.marinaveracruz.net
 

 




EL MISTERIO DE BELÉN EXPLICADO POR EL PAPA BENEDICTO XVI







 

 

EL MISTERIO DE BELÉN EXPLICADO POR EL PAPA BENEDICTO XVI

 
 
 
Una explicación preciosa y precisa del Belén
 por el Papa Benedicto XVI.
Estas explicaciones están en el libro «La Infancia de Jesús» del Papa Benedicto XVI. 
 
 
 
 

1.-SAN JOSÉ, EL JUSTO

 

 
        El evangelista Mateo ha presentado la genealogía de Jesús partiendo de Abrahan y pasando por David. El último descendiente de David nombrado es «José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, el Cristo».
        De José se dice «que era un hombre justo», un término de profundo significado en el Antiguo Testamento, que asume, a propuesta de Dios, la paternidad de Jesús.
      Dice Benedicto XVI, en el libro «La infancia de Jesús» que «la calificación de José como hombre justo (zaddik) va mucho más allá de la decisión de aquel momento: ofrece un cuadro completo de San José y, a la vez, lo incluye entre las grandes figuras de la Antigua Alianza, comenzando por Abraham, el justo»
      Continúa el Papa diciendo que «el Salmo 1 ofrece la imagen clásica del «justo». Así pues, podemos considerarlo casi como un retrato de la figura espiritual de San José. Justo, según este Salmo, es un hombre que vive en intenso contacto con la Palabra de Dios; «que su gozo está en la ley del Señor» (v. 2)…
      Mientras que el Salmo 1 considera como característico del «hombre dichoso» su habitar en la Torá, en la Palabra de Dios, el texto paralelo en Jeremías 17,7 llama «bendito» a quien «confía en el Señor y pone en el Señor su confianza». Aquí se destaca de manera más fuerte que en el salmo la naturaleza personal de la justicia, el fiarse de Dios, una actitud que da esperanza al hombre…»
      Desde esta perspectiva, Jóse era un «hombre justo» que vive en intenso contacto con la Palabra de Dios (salmo 1) y que confía en el Señor y pone en el Señor su confianza (Jer 17,7)


                                  

 

2.-JESÚS NACIÓ EN UN ESTABLO

 
 
     Jesús de Nazaret tiene un origen humilde y sencillo, expresado en los Evangelios que nació en un establo.
     Preciosas palabras las que usa el Papa Benedicto XVI en el libro de la «Infancia de Jesús para hablarnos sobre el establo.
     El relato bíblico, en Lucas, dice así: «Y mientras estaban allí (en Belén) le llegó el tiempo del parto y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no tenía sitio en la posada» (Lc 2,6s).
   Señala el Papa acerca de la expresión «no había sitio para ellos en la posada»: «La meditación en la fe de estas palabras ha encontrado en esta afirmación un paralelismo interior con la palabra, rica de hondo contenido, del Prólogo de San Juan: «Vino a su casa y los suyos no lo recibieron» (Jn 1,11)
    Continúa el Papa acerca de la expresión bíblica: «María puso a su niño recién nacido en un pesebre (cf. Lc 2,7): «De aquí se ha deducido con razón que Jesús nació en un establo, en un ambiente poco acogedor estaríamos tentados de decir: indigno, pero que ofrecía en todo caso la discreción necesaria para el santo evento. En la región en torno a Belén se usan desde siempre grutas como establo (cf. Stuhlmacher, p 51)».
       Esta afirmación, señala el Papa, que «ya en Justino mártir (+165) y en Orígenes (+254) encontramos la tradición según la cual el lugar del nacimiento de Jesús había sido una gruta, que los cristianos situaban en Palestina».



  

 

3.-ENTRE EL BUEY Y EL ASNO NACE JESÚS

 
 
      Benedicto XVI, en su libro «La Infancia de Jesús», afirmaba: «Recapitulemos: lo que Mateo y Lucas pretendían —cada uno a su propia manera— no era tanto contar «historias» como escribir historia, historia real, acontecida, historia ciertamente interpretada y comprendida sobre la base de la Palabra de Dios. Esto quiere decir también que su intención no era narrar todo por completo, sino tomar nota de aquello que parecía importante a la luz de la Palabra y para la naciente comunidad de fe. Los relatos de la infancia son historia interpretada y, a partir de la interpretación, escrita y concentrada».
   Benedicto XVI puntualiza en libro que «ninguna representación del nacimiento renunciará al buey y al asno». Por esta razón, no se entiende el revuelo levantado con las palabras del Papa. Las palabras precisas del Papa son: «Como se ha dicho, el pesebre hace pensar en los animales, pues es allí donde comen. En el Evangelio no se habla en ese caso de animales. Pero la meditación guiada por la fe, leyendo el Antiguo y el Nuevo Testamento relacionados entre sí, ha colmado muy pronto esta laguna, remitiéndose a Isaías 1,3: «El buey conoce a su amo, y el asno el pesebre de su dueño; Israel no me conoce, mi pueblo no comprende».
     Sabiendo que «los relatos de la infancia son historia interpretada y, a partir de la interpretación, escrita y concentrada…y que hay palabras en el Antiguo Testamento que permanecen, por decirlo así sin dueño» (Benedicto XVI)», el Papa afirmaba que «en la singular conexión entre Isaías 1,3, Habacuc 3,2, Éxodo 25,18-20 y el pesebre, aparecen por tanto los dos animales como una representación de la humanidad, de por sí desprovista de entendimiento, pero que ante el Niño, ante la humilde aparición de Dios en el establo, llega al conocimiento y, en la pobreza de este nacimiento, recibe la epifanía, que ahora enseña a todos a ver. La iconografía cristiana ha captado ya muy pronto este motivo».


                            
 
 

 

4.- LOS PASTORES ADORAN A JESÚS

 
 
        «En aquella región había unos pastores que pasaban la noche al aire libre, velando por turno su rebaño. Y un ángel del Señor se les presentó; la gloria del Señor los envolvió de claridad» (Lc 2,8s). Los primeros testigos del gran acontecimiento son pastores que velan…. «(los pastores) ellos representan a los pobres de Israel, a los pobres en general: los predilectos del amor de Dios»
     «…se puede pensar además en el relato de la elección de Dios para rey…David viene de pastorear las ovejas, y es constituido pastor de Israel (cf. 2 Sam 5,2). El profeta Miqueas mira hacia un futuro lejano y anuncia que de Belén había de salir el que un día apacentaría al pueblo de Israel (cf. Mi 5,1-3; Mt 2,6). Jesús nace entre los pastores. Él es el gran Pastor de los hombres (cf. 1 P 2,25; Hb 13,20)»


                             

 

 

5.-LOS REYES MAGOS ADORAN AL NIÑO JESÚS.

 

        «Pero ahora es preciso preguntarse ante todo: ¿qué clase de hombres eran esos que Mateo describe como «Magos» venidos de «Oriente»? El término «magos» tiene una considerable gama de significados en las diversas fuentes….

      «Así como la tradición de la Iglesia ha leído con toda naturalidad el relato de la Navidad sobre el trasfondo de Isaías 1,3 y de este modo llegaron al pesebre el buey el asno, así también ha leído la historia de los Magos a la luz del Salmo 72,10 e Isaías 60. Y, de esta manera, los hombres sabios de Oriente se han convertido en reyes, y con ellos han entrado en la gruta los camellos y los dromedarios»
        «La promesa contenida en estos textos extiende la proveniencia de estos hombres hasta el extremo Occidente (Tarsis-Tartesos en España), pero la tradición ha desarrollado ulteriormente este anuncio de la universalidad de los reinos de aquellos soberanos, interpretándolos como reyes de los tres continentes entonces conocidos: África, Asia y Europa. El rey de color aparece siempre: en el reino de Jesucristo no hay distinción por la raza o el origen. En él y por él, la humanidad está unida sin perder la riqueza de la variedad. Más tarde se ha relacionado a los tres reyes con las tres edades de la vida del hombre: la juventud, la edad madura y la vejez…
       Queda la idea decisiva: los sabios de Oriente son un inicio, representan a la humanidad cuando emprende el camino hacia Cristo, inaugurando una procesión que recorre toda la historia. No representan únicamente a las personas que han encontrado ya la vía que conduce hasta Cristo. Representan el anhelo interior del espíritu humano, la marcha de las religiones y de la razón humana al encuentro de Cristo».


                                  

 

 
  
UN REGALO ESPECIAL PARA TI EN NAVIDAD, 
ABRE ESTE VIDEO
 
  
 
 
VÍDEOS SOBRE LA NAVIDAD-TIEMPO MÁGICO 2019
 
 
 
 
 
 
 
 




Descubre 100 CORREOS PARA ANA
 
 
 
 
 
 
 
 


                                                              DESCUBRE  SEDUCIDOS POR EL CAMINO


 


 

                                                         CONOCE LUCES EN LA NOCHE
 
 
 
                                                        El libro  LUCES EN LA NOCHE
 
 
 
                                                    CONOCE MIS LIBROS EN BUBOK

 

Canal de Francisco Baena Calvo.

CANAL DE FRANCISCO BAENA CALVO EN YOUTUBE

Me gustaría que te suscribieras a mi canal: 

 

Continue reading «EL MISTERIO DE BELÉN EXPLICADO POR EL PAPA BENEDICTO XVI»







 

 

EL MISTERIO DE BELÉN EXPLICADO POR EL PAPA BENEDICTO XVI

 
 
 
Una explicación preciosa y precisa del Belén
 por el Papa Benedicto XVI.
Estas explicaciones están en el libro «La Infancia de Jesús» del Papa Benedicto XVI. 
 
 
 
 

1.-SAN JOSÉ, EL JUSTO

 

 
        El evangelista Mateo ha presentado la genealogía de Jesús partiendo de Abrahan y pasando por David. El último descendiente de David nombrado es «José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, el Cristo».
        De José se dice «que era un hombre justo», un término de profundo significado en el Antiguo Testamento, que asume, a propuesta de Dios, la paternidad de Jesús.
      Dice Benedicto XVI, en el libro «La infancia de Jesús» que «la calificación de José como hombre justo (zaddik) va mucho más allá de la decisión de aquel momento: ofrece un cuadro completo de San José y, a la vez, lo incluye entre las grandes figuras de la Antigua Alianza, comenzando por Abraham, el justo»
      Continúa el Papa diciendo que «el Salmo 1 ofrece la imagen clásica del «justo». Así pues, podemos considerarlo casi como un retrato de la figura espiritual de San José. Justo, según este Salmo, es un hombre que vive en intenso contacto con la Palabra de Dios; «que su gozo está en la ley del Señor» (v. 2)…
      Mientras que el Salmo 1 considera como característico del «hombre dichoso» su habitar en la Torá, en la Palabra de Dios, el texto paralelo en Jeremías 17,7 llama «bendito» a quien «confía en el Señor y pone en el Señor su confianza». Aquí se destaca de manera más fuerte que en el salmo la naturaleza personal de la justicia, el fiarse de Dios, una actitud que da esperanza al hombre…»
      Desde esta perspectiva, Jóse era un «hombre justo» que vive en intenso contacto con la Palabra de Dios (salmo 1) y que confía en el Señor y pone en el Señor su confianza (Jer 17,7)


                                  

 

2.-JESÚS NACIÓ EN UN ESTABLO

 
 
     Jesús de Nazaret tiene un origen humilde y sencillo, expresado en los Evangelios que nació en un establo.
     Preciosas palabras las que usa el Papa Benedicto XVI en el libro de la «Infancia de Jesús para hablarnos sobre el establo.
     El relato bíblico, en Lucas, dice así: «Y mientras estaban allí (en Belén) le llegó el tiempo del parto y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no tenía sitio en la posada» (Lc 2,6s).
   Señala el Papa acerca de la expresión «no había sitio para ellos en la posada»: «La meditación en la fe de estas palabras ha encontrado en esta afirmación un paralelismo interior con la palabra, rica de hondo contenido, del Prólogo de San Juan: «Vino a su casa y los suyos no lo recibieron» (Jn 1,11)
    Continúa el Papa acerca de la expresión bíblica: «María puso a su niño recién nacido en un pesebre (cf. Lc 2,7): «De aquí se ha deducido con razón que Jesús nació en un establo, en un ambiente poco acogedor estaríamos tentados de decir: indigno, pero que ofrecía en todo caso la discreción necesaria para el santo evento. En la región en torno a Belén se usan desde siempre grutas como establo (cf. Stuhlmacher, p 51)».
       Esta afirmación, señala el Papa, que «ya en Justino mártir (+165) y en Orígenes (+254) encontramos la tradición según la cual el lugar del nacimiento de Jesús había sido una gruta, que los cristianos situaban en Palestina».



  

 

3.-ENTRE EL BUEY Y EL ASNO NACE JESÚS

 
 
      Benedicto XVI, en su libro «La Infancia de Jesús», afirmaba: «Recapitulemos: lo que Mateo y Lucas pretendían —cada uno a su propia manera— no era tanto contar «historias» como escribir historia, historia real, acontecida, historia ciertamente interpretada y comprendida sobre la base de la Palabra de Dios. Esto quiere decir también que su intención no era narrar todo por completo, sino tomar nota de aquello que parecía importante a la luz de la Palabra y para la naciente comunidad de fe. Los relatos de la infancia son historia interpretada y, a partir de la interpretación, escrita y concentrada».
   Benedicto XVI puntualiza en libro que «ninguna representación del nacimiento renunciará al buey y al asno». Por esta razón, no se entiende el revuelo levantado con las palabras del Papa. Las palabras precisas del Papa son: «Como se ha dicho, el pesebre hace pensar en los animales, pues es allí donde comen. En el Evangelio no se habla en ese caso de animales. Pero la meditación guiada por la fe, leyendo el Antiguo y el Nuevo Testamento relacionados entre sí, ha colmado muy pronto esta laguna, remitiéndose a Isaías 1,3: «El buey conoce a su amo, y el asno el pesebre de su dueño; Israel no me conoce, mi pueblo no comprende».
     Sabiendo que «los relatos de la infancia son historia interpretada y, a partir de la interpretación, escrita y concentrada…y que hay palabras en el Antiguo Testamento que permanecen, por decirlo así sin dueño» (Benedicto XVI)», el Papa afirmaba que «en la singular conexión entre Isaías 1,3, Habacuc 3,2, Éxodo 25,18-20 y el pesebre, aparecen por tanto los dos animales como una representación de la humanidad, de por sí desprovista de entendimiento, pero que ante el Niño, ante la humilde aparición de Dios en el establo, llega al conocimiento y, en la pobreza de este nacimiento, recibe la epifanía, que ahora enseña a todos a ver. La iconografía cristiana ha captado ya muy pronto este motivo».


                            
 
 

 

4.- LOS PASTORES ADORAN A JESÚS

 
 
        «En aquella región había unos pastores que pasaban la noche al aire libre, velando por turno su rebaño. Y un ángel del Señor se les presentó; la gloria del Señor los envolvió de claridad» (Lc 2,8s). Los primeros testigos del gran acontecimiento son pastores que velan…. «(los pastores) ellos representan a los pobres de Israel, a los pobres en general: los predilectos del amor de Dios»
     «…se puede pensar además en el relato de la elección de Dios para rey…David viene de pastorear las ovejas, y es constituido pastor de Israel (cf. 2 Sam 5,2). El profeta Miqueas mira hacia un futuro lejano y anuncia que de Belén había de salir el que un día apacentaría al pueblo de Israel (cf. Mi 5,1-3; Mt 2,6). Jesús nace entre los pastores. Él es el gran Pastor de los hombres (cf. 1 P 2,25; Hb 13,20)»


                             

 

 

5.-LOS REYES MAGOS ADORAN AL NIÑO JESÚS.

 

        «Pero ahora es preciso preguntarse ante todo: ¿qué clase de hombres eran esos que Mateo describe como «Magos» venidos de «Oriente»? El término «magos» tiene una considerable gama de significados en las diversas fuentes….

      «Así como la tradición de la Iglesia ha leído con toda naturalidad el relato de la Navidad sobre el trasfondo de Isaías 1,3 y de este modo llegaron al pesebre el buey el asno, así también ha leído la historia de los Magos a la luz del Salmo 72,10 e Isaías 60. Y, de esta manera, los hombres sabios de Oriente se han convertido en reyes, y con ellos han entrado en la gruta los camellos y los dromedarios»
        «La promesa contenida en estos textos extiende la proveniencia de estos hombres hasta el extremo Occidente (Tarsis-Tartesos en España), pero la tradición ha desarrollado ulteriormente este anuncio de la universalidad de los reinos de aquellos soberanos, interpretándolos como reyes de los tres continentes entonces conocidos: África, Asia y Europa. El rey de color aparece siempre: en el reino de Jesucristo no hay distinción por la raza o el origen. En él y por él, la humanidad está unida sin perder la riqueza de la variedad. Más tarde se ha relacionado a los tres reyes con las tres edades de la vida del hombre: la juventud, la edad madura y la vejez…
       Queda la idea decisiva: los sabios de Oriente son un inicio, representan a la humanidad cuando emprende el camino hacia Cristo, inaugurando una procesión que recorre toda la historia. No representan únicamente a las personas que han encontrado ya la vía que conduce hasta Cristo. Representan el anhelo interior del espíritu humano, la marcha de las religiones y de la razón humana al encuentro de Cristo».


                                  

 

 
  
UN REGALO ESPECIAL PARA TI EN NAVIDAD, 
ABRE ESTE VIDEO
 
  
 
 
VÍDEOS SOBRE LA NAVIDAD-TIEMPO MÁGICO 2019
 
 
 
 
 
 
 
 




Descubre 100 CORREOS PARA ANA
 
 
 
 
 
 
 
 


                                                              DESCUBRE  SEDUCIDOS POR EL CAMINO


 


 

                                                         CONOCE LUCES EN LA NOCHE
 
 
 
                                                        El libro  LUCES EN LA NOCHE
 
 
 
                                                    CONOCE MIS LIBROS EN BUBOK

 

Canal de Francisco Baena Calvo.

CANAL DE FRANCISCO BAENA CALVO EN YOUTUBE

Me gustaría que te suscribieras a mi canal: 

 

Continue reading «EL MISTERIO DE BELÉN EXPLICADO POR EL PAPA BENEDICTO XVI»

ESPECIAL: TIEMPO DEL ADVIENTO





 

 

TIEMPO DEL ADVIENTO: TIEMPO DE ESPERA.

 
 
 

                                      I.- QUE LLEGA EL ADVIENTO.

 
 
    El Año litúrgico empieza con el Tiempo de Adviento: tiempo estupendo en el que se despierta en los corazones la espera de la vuelta de Cristo y la memoria de su primera venida, cuando se despojó de su gloria divina para asumir nuestra carne mortal (Benedicto XVI. Mensaje de Adviento 2011)
 
     El Adviento es un tiempo especial de gracia y de una invitación a reconocer las “Venidas del Señor”.
      a) El Adviento es un tiempo para “RECORDAR”: El Señor vino y “acampó entre nosotros”. Cuando nosotros hoy celebramos el Adviento y centramos nuestra mirada en la espera y la preparación de la venida de Jesús, quiere decir que miramos hacia atrás, hacia aquel acontecimiento transcendental y lo queremos revivir con toda la intensidad.
     En Adviento nos preparamos para celebrar este hecho decisivo: Dios se ha hecho hombre, Dios ha venido a vivir nuestra misma vida, Dios ha entrado en nuestra historia y ha abierto un camino de liberación, Dios ha hecho suya nuestra debilidad. Para poder celebrar intensamente este hecho decisivo, lo que la Navidad significa, tenemos que despertar en nosotros una actitud de espera, de deseo de la venida del Señor.
       b) El Adviento es un tiempo para “CELEBRAR”: El Señor viene en la Iglesia por medio del Espíritu Santo.
      c) El Adviento es un tiempo para “ESPERAR”: El Señor vendrá al final de los tiempos en el que Dios será todo en todos.
 


 

II.-ADVIENTO ES TIEMPO DE ESPERANZA.

 
 
 

     El Adviento nos invita a mirar al futuro y nos abre a la esperanza. “La esperanza es la virtud teologal por la que aspiramos al Reino de los cielos y a la vida eterna como felicidad nuestra, poniendo nuestra confianza en las promesas de Cristo y apoyándonos no en nuestras fuerzas sino en los auxilios de la gracia del Espíritu Santo” (CIC 1817)

    El Dios de los cristianos es el Dios de la esperanza… esperamos aquello que nos ha prometido. San Pablo (Carta a los Romanos 8, 24-25) dice: ‘Ahora bien, cuando se ve lo que se espera, ya no es esperanza, ¿a caso se puede esperar lo que ya se ve? En cambio, si esperamos lo que no vemos, lo esperamos con constancia’. Y Pablo concluye: ‘solamente en la esperanza estamos salvados’.
   La pregunta que surge es ¿de donde brota la esperanza cristiana? La respuesta es: De las promesas de Dios. El Dios de Jesús es el Dios de las promesas. Y ¿dónde encontramos esas promesas? En las Sagradas Escrituras.      Uno de los grandes regalos donde todos podemos anclar la vida es en la Escritura. La Palabra de Dios es palabra segura, palabra que no falla. Es la garantía de un Dios que se compromete por escrito lo que ha de cumplir.
     La esperanza lanza un grito de alegría porque sabe bien, en lo más profundo de su esencia, que “la salvación anunciada es la salvación que trae el Señor”. Esa salvación proviene de Dios y no es solamente hechura de manos del hombre, aunque sabe bien que “la virtud de la esperanza corresponde al anhelo de felicidad puesto por Dios en el corazón de todo hombre” (CIC 1818).
   Por eso mismo, desde este sentido profundo de la esperanza misma, sabemos que la promesa es clara, “alzad la cabeza, se acerca vuestra liberación”, pero que se nos exige esfuerzo de cambio personal, una profunda renovación y conversión.

 

III.-CONSEJOS Y ACTITUDES PARA VIVIR EN EL ADVIENTO.

 
 
1.-Paciencia
2.-Comprensión
3.-Fe
 
4.-Vigilancia
5.-Humildad
6.-Pobreza
 
7.-Esperanza
8.-Oración
9.-Paz
 
10.-Felicidad
11.-Alegría
12.-El amor
 
    
 
 
 
a.-Nadie desea un Salvador ni espera su venida si no siente necesidad de ser   salvado. 
(HUMILDAD Y POBREZA)
 
          El humilde es capaz de comprender el secreto de Dios porque busca desde su misma indigencia, mientras que el “sabio y el inteligente” busca desde su prepotencia y su orgullo.
          El humilde es capaz de “vivir en verdad” y pide sin exigir nada como un “mendigo” necesitado de lo más urgente, que sólo Dios mismo puede dárselo.
          El humilde sabe “de quién se ha fiado” y sabe que en medio de su vida Dios mismo ha hecho una opción preferente por su causa, a pesar de que en muchos frentes la vida misma lo arrincona en su cuneta.
          Jesús mismo nos hace ver, con su talante y con su actitud, que valorar al humilde conlleva tener en su interior la honradez de miras que le hace “no juzgar por apariencias, ni sentenciar de oídas”.
          Hagamos que en cada situación que nos encontremos anhelemos la venida de Cristo desde un talante humilde y sencillo, sabiendo que Dios mismo se hace “mendigo” de nuestra pequeñez y debilidad.
 
b) Hay que tener hambre y sed de Cristo y de todo lo que Cristo supone, como es el Reino de Dios en la tierra. (DESEO Y ESPERANZA).
 
    El Adviento es un tiempo de esperanza y de conversión, y la razón fundamental de la esperanza es que Dios ama a nuestro mundo, y nos ama apasionadamente a cada uno de nosotros.     
   Ante ese amor desmedido de Dios para con nosotros, la respuesta debe ser la fe y la confianza del ser humano.
    Dios mismo nos indica el camino que debemos seguir. Dios mismo nos recuerda que el camino que debemos seguir debe cimentarse fundamentalmente en la paz y en la justicia, auténticos dones de arriba: ¡Oh, si hubieras obedecido a mis mandamientos! Tu paz sería como un río y tu justicia como las olas del mar.

 «Yo prefiero y preferiré siempre a los que sueñan, aunque se equivoquen, a los que esperan, aunque a veces falle su esperanza. A los que apuestan por la utopía, aunque luego se queden a medio camino. Apuesto por los que no se resignan a que el mundo sea como es, los que confían que el mundo puede y debe cambiar… los que creen que la felicidad vendrá tal vez mañana… tal vez esta misma noche… Prefiero a los que no hacen caso al pesimismo que todos arrastramos, y que no nos deja ver más allá de nuestras narices… Prefiero a los que, como niños, saben ver el cielo estrellado y nuevo cada noche… los que como los niños, creen en el Reino de los Cielos, porque sólo de los que esperan, será el Reino de la felicidad. Y así lo espero» (J.Luis Martín Descalzo).
 
c) Hay que esperar con VIGILANCIA Y FE.
 
d) Hay que prepararnos para recibir algo grande y muy hermoso. La vida no sólo se alegra con las realidades positivas, sino con las esperanzas de estas realidades. Toda esperanza alegra el corazón. La esperanza posibilita la ilusión y el esfuerzo. (ALEGRÍA)

      Hoy, también a nosotros, se nos anuncia que Dios nos ha escogido y nos ama con todas sus fuerzas “pues yo, el Señor, tu Dios, te cojo de la diestra y te digo: No temas, que yo vengo a ayudarte. No temas, gusanillo de Jacob, larva insignificante de Israel; ya vengo yo en tu ayuda, dice el Señor: tu redentor es el Santo de Israel”.
     Hoy, en medio de tantos peligros y tantos “desiertos”, proclamar que Dios jamás nos abandona y que es nuestro “compañero incansable en el camino” reconforta nuestra alegría y nos fortalece en la esperanza, esa virtud que no se cansa de esperar y goza en su corazón de lo que aún no está.
 
e)Hay que acoger al Señor en el hermano que sufre y necesita de nosotros (CARIDAD).

      Jesús mismo, en el Evangelio, nos advierte que no basta decir “Señor, Señor, para entrar en el Reino de los cielos”, sino “el que haga la voluntad de mi Padre celestial”.
        La voluntad del Padre celestial pasa por hacer posible el dinamismo del amor… En el fondo, la voluntad del Padre pasa por amar a Dios con todas nuestras fuerzas y al prójimo como a nosotros mismos.
      ¡Cómo resuena en este momento, en esta sintonía evangélica, las palabras de San Juan de la Cruz: “Al final de los días nos examinarán del amor”!  
 
 
 

 

       La Iglesia se prepara en el Adviento permaneciendo vigilante y en oración. Por eso cuenta con tres modelos: El Profeta Isaías, Juan Bautista y María de Nazaret, la Madre del Señor. 



 IV.-EL PROFETA ISAÍAS: PRIMER MODELO DE ADVIENTO. 

 
      Sus profecías se cumplen plenamente en Cristo. Su mensaje es la invocación de una liberación, que viene del cielo y de la tierra, de Dios y de los hombres). 
          I.-Isaías es el gran heraldo del AT, de la venida del Señor, una venida de salvación y de paz, que nos trae el reino de Dios e inaugura los nuevos tiempos, las nuevas relaciones entre Dios y los hombres, las cuales se establecerán a partir del Mesías.
    Tenemos sed de luz, de armonía, de paz y de justicia… Nuestro mundo suplica, desde su hambre de plenitud, una salvación que le romper toda exclusión y toda corrupción, toda injusticia y toda maldad… 
      En el fondo deseamos un Salvador y pedimos, aún sin ser conscientes de ello, que la salvación venga más allá de nosotros mismos y de nuestra propia finitud.
      En todas nuestras expectativas y sueños siempre aflora el ideal de esa “Jerusalén celeste”, esa ciudad ideal de plenitud y que lleve al ser humano a alcanzar sus más bellas utopías… 
     En definitiva, todos los hombres y mujeres de todos los tiempos deseamos un cambio de orientación y un final del espiral de violencia y de mal. Es el grito de todos los grandes “profetas” de la historia de la humanidad y es el grito de todos nosotros que en medio de la mediocridad suspiramos una vida en plenitud.
 
 II.-El profeta Isaías nos invita a mirar al futuro donde el triunfo de Dios será una realidad en plenitud. Ese triunfo es puro don de Dios y una creación nueva, simbolizada con la imagen del banquete.  
     Nos invita a la esperanza y a la contemplación del Misterio
          Frente a la exclusión a que nos tiene acostumbrado la sociedad humana, Dios mismo nos hace vivir una dimensión universal de la llamada a la salvación.
      Frente a los silencios y los recodos de nuestra existencia, Dios mismo nos recuerda que todo será descubierto y revelado con toda contundencia.
          Frente al dominio destructor de la muerte, Dios mismo nos advierte que ella misma será aniquilada para siempre.              
       Frente al sufrimiento y a las lágrimas en cada rincón de la tierra, Dios mismo nos manifiesta que serán enjugará las lágrimas de todos los rostros.

 

 V.- JUAN BAUTISTA: SEGUNDO MODELO DE ADVIENTO. 

 

    Se presenta como el precursor del Señor, que vendrá a bautizarnos en Espíritu y fuego.

     La respuesta que Dios exige se sintetiza magistralmente en toda la       predicación del precursor, Juan Bautista. Juan pide a la gente que cambie radicalmente en su interior y debe de “preparar el camino al Señor”.

    Juan es modelo del testigo, de la función transitiva del testimonio, que siempre remite a Dios, su proyecto, su salvación.           

    El testimonio humilde es antídoto contra las tentaciones de     triunfalismo, de la ocupación de espacios eclesiales de influencia y poder (cf. EG 223).

    Juan, el Precursor”, nos señala cómo debemos prepararnos para    acoger la venida de Cristo desde una actitud coherente y confiada.

*Para la insolidaridad, que es la base y el origen de la desigualdad,

PROPUESTA: se propone compartir (consejo a las multitudes: “el que tenga dos túnicas, que           comparta con el que no tiene; y el que tenga comida, haga lo mismo” (Lc 3,11)

*Para la explotación, que engendra toda clase de odio entre los humanos,

PROPUESTA: se propone la supresión de cualquier espíritu de injusticia (Consejo a los                  publicanos: “No exijáis más de lo establecido” (Lc 3,13)

*Para controlar la violencia de quien detenta el poder político y militar.

PROPUESTA: se propone la no violencia y el evitar la injusticia que proviene de la insaciable ambición de poseer y dominar (consejo a los soldados: “no hagáis extorsión ni os aprovechéis de nadie con falsas denuncias, sino contestaos con la paga” (Lc 3,14b)

 


 

VI.-MARÍA DE NAZARET, TERCER MODELO DEL ADVIENTO.

        
 
     María es la gloria de Jerusalén y la alegría de Israel; en ella se cumple cuanto se había dicho de parte de Dios.         
      La larga preparación del Antiguo Testamento culmina en María, Madre de Dios y de todos los hombres. 
  En ella la humanidad, redimida del pecado y de la muerte, se abre al don de la vida nueva).
       María es icono de la Iglesia y de la Humanidad. María aparece como el perfecto contrapunto de Eva.                                                                                                
        María sentía necesidad de Dios, porque lo amaba con todas sus fuerzas. Pero era Dios mismo el que primero amaba a María misteriosamente.
      Además es la mujer del SILENCIO, la mujer de la escucha, pues solo en el silencio se puede escuchar, y ella supo escuchar la Palabra de Dios y realmente hacerla Carne, hacerla hombre. 
       María es la mujer de la ESPERANZA, la mujer que siempre esperó la liberación de su pueblo y que fue portadora de ella, la mujer que esperó al pie de la cruz, esperó la resurrección y el Espíritu Santo y llena de Él anunció la salvación del mundo.


 

 

EL TIEMPO DEL ADVIENTO AL DESCUBIERTO

 

UNOS APUNTES SOBRE EL ADVIENTO EN VIDEO


  UN RAMILLETE DE VIDEOS SOBRE EL ADVIENTO

 

 
 
 
 
 




Descubre 100 CORREOS PARA ANA
 
 
 
 
 
 
 
 


                                                         DESCUBRE  SEDUCIDOS POR EL CAMINO


 


 

                                                                    CONOCE LUCES EN LA NOCHE
 
 
 
                                                          El libro  LUCES EN LA NOCHE
 
 
 
                                                           CONOCE MIS LIBROS EN BUBOK

 

Canal de Francisco Baena Calvo.

CANAL DE FRANCISCO BAENA CALVO EN YOUTUBE

Me gustaría que te suscribieras a mi canal: 

Conoce mi página web: www.marinaveracruz.net
 




 

LA ADORACIÓN DE LOS PASTORES-MUSEO DEL PRADO. EL GRECO




 

LA ADORACIÓN DE LOS PASTORES-MUSEO DEL PRADO.

EL GRECO

 

 

La Adoración de los pastores es un cuadro pintado por el Greco, auténtico genio de la pintura.

 

                
Este óleo sobre tela mide 320 centímetros de alto y 180 cm de ancho, y fue ejecutado entre 1612 y 1614, posiblemente durante el último año de la vida del Greco.
Se conserva en el Museo del Prado de Madrid, España.

 




LISTA DE VIDEOS DE OBRAS DE ARTE

 

 




   CANAL DE YOUTUBE DE FRANCISCO BAENA CALVO

CONOCE LUCES EN LA NOCHE EN BUBOK

LUCES EN LA NOCHE (Pulsa aquí)

 

 

     

 

                                                      CONOCE PALABRAS AL VIENTO EN BUBOK

PALABRAS AL VIENTO

 

 

Conoce mis libros en Bubok: 

                 Suscríbase al canal:

CANAL DE YOUTUBE DE FRANCISCO BAENA CALVO

Gracias por entrar en mi canal de Youtube

*Si te gustó el video dale a me gusta (like)

 

 




 

¿QUIÉN FUE REALMENTE SANTA CLAUS?




 

                     

¿QUIÉN FUE REALMENTE SANTA CLAUS?

 

 

                  Conoce quién fue realmente Santa Claus y su verdadero origen que no está lejos del Cristianismo. 

 

 

      San Nicolás, también conocido como San Nicolás de Myra (en Oriente, por su lugar de fallecimiento) o San Nicolás de Bari (en Occidente, por el lugar donde fueron trasladados sus restos) fue un obispo que vivió en el siglo IV.

 

 




   CANAL DE YOUTUBE DE FRANCISCO BAENA CALVO

CONOCE LUCES EN LA NOCHE EN BUBOK

LUCES EN LA NOCHE (Pulsa aquí)

 

     

 

 

                                                              Entra:  MIS LIBROS EN BUBOK (Pulsa aquí)

                            

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes